Inicio Destacados LA PSICOLOGÍA DE UN BUEN LÍDER
la psicologia de un buen lider
la psicologia de un buen lider

LA PSICOLOGÍA DE UN BUEN LÍDER

«Nunca obtendrá lo mejor de sus empleados encendiendo un

fuego bajo sus pies; debe encenderlo en su interior»

Bob Nelson

COMPORTAMIENTO HUMANO

Un buen liderazgo es mucho más que un negocio know-how. Estas habilidades son más esenciales que nunca en el mundo empresarial de hoy, donde se espera que las empresas entreguemos más por menos, o podemos enfrentarnos a ser superados por la competencia Dónde cada vez más a todos se nos pide más por menos, si queremos ser competitivos.

Por todo lo que ocurre actualmente en el mercado, los líderes tenemos que cumplir diferentes roles, y el modelo moderno de liderazgo es drásticamente diferente de los roles de liderazgo más tradicionales que hemos vivido y, en algunos casos, seguimos viviendo: que era estar muy enfocados a la estrategia negocio y mucho menos centrados en las habilidades humanas. Lo que ocurre hoy en día es diferente, cada vez más las habilidades empiezan a tomarse en consideración; por lo tanto, empezamos a tomar en consideración a las personas.

Y como el lugar de trabajo es un ecosistema en constante evolución, habilidades y roles de liderazgo no están reservados exclusivamente para los que están en puestos de dirección o responsabilidad, los líderes designados. Las buenas habilidades de liderazgo pueden impulsar a cada uno de nosotros al igual que a todos los miembros del equipo de cualquier posición para agregar valor real a nuestra organización.

Líderes en el lugar de trabajo moderno, con nuestras horas flexibles, extendido dentro del trabajo, con las presiones de carga de trabajo adicionales, somos capaces de empatizar con las inquietudes y necesidades de nuestros equipos, casi asumiendo el rol de un psicólogo. Nosotros sabemos instintivamente las necesidades de nuestros equipos, nos están observando: lo que ocurre en el lugar de trabajo.

Un buen ejemplo de esto es el caso en que vemos que un miembro del equipo está luchando con un área de trabajo o negocio en particular, intervenimos y ofrecemos asesoramiento, coaching, entrenamiento adicional, mostramos empatía hacía esa persona, etc. Así ocurre también en el ámbito de los centros educativos.

Como líderes, sabemos «cómo están todas las cosas» dentro de todo el equipo –o, por lo menos, les damos una buena oportunidad–. Como seres humanos, todos tenemos una cara «auténtica» que muestra nuestro verdadero yo, y lo ideal, sería que lleváramos la mejor cara durante la mayor parte del tiempo

A veces, los líderes tenemos que ser más pragmáticos y saber ¿qué cantidad de «autenticidad»?, la otra persona puede tener. Esto significa que sabemos cuándo los miembros del equipo requieren nuestro lado humano, empatía, cuando necesitamos fuerza y decisión. Podemos ser auténticos, pero es una cuestión de grados, no todos tenemos el mismo grado, porque partimos de que todos somos diferentes.

VALENTÍA

El éxito de los líderes depende tanto de si el equipo tiene confianza en nuestras habilidades a la hora de tomar de decisiones, como líderes no estaremos simplemente manteniendo el status quo; todo lo contrario, vamos a tener miedo a la hora de tomar decisiones audaces, poniendo nuestra cabeza firmemente por encima del parapeto.

Hay una gran diferencia entre tomar una decisión, y tomar una decisión con convicción. Para inspirar confianza en el liderazgo, la decisión la tomaremos con una fuerte creencia de que es la correcta, y que vamos a trabajar positivamente para el negocio.

No tomar riesgos realmente

nos hace ineficaces

Los buenos líderes estamos constantemente «empujando» para salir de nuestra zona de confort y cuestionamos el status quo. Es con esta fluidez constante y tratando de mejorar las cosas con lo que ayudamos a inspirar a otras personas.

Una frase que utilizado con frecuencia es «mover los muebles»; tanto en sentido literal como figurado. Mover los muebles de lugar en la oficina para dar los miembros del equipo una nueva perspectiva, o tratando nuevas formas de trabajo, como cambiando las responsabilidades e invitando a todo el equipo a mostrar sugerencias, esto nos ayudará dinamizar el lugar de trabajo, nuestra audacia provocará que no tengamos miedo a poner en práctica este tipo de cambios.

ESCUCHAR

Es una faceta clave de un gran liderazgo, y el fomento de la comunicación bidireccional con nuestro equipo mejorará los niveles de confianza y respeto dentro de la empresa. La creación de un foro abierto, como un grupo de discusión donde los miembros de todo nuestro equipo son capaces de proponer ideas para mejorar el negocio, de esta forma nos encontraremos que es una gran manera de hacer las cosas. Tomemos a bordo algunas de estas sugerencias, de los miembros del equipo, de todos los niveles en antigüedad, nos proporcionará un sentimiento de compromiso y la propiedad dentro de la empresa y aumentaremos el respeto en todos los niveles.

Tan importante es la escucha como la

comunicación no verbal

Es muy importante que los nosotros seamos capaces de leer los signos de inquietud o positividad dentro de la empresa.

QUÉ VA A SUCEDER

Uno de los puntos más fuertes es que seamos capaces de ver el panorama completo, y evitar que otros se centren en el cuadro grande. Este enfoque, lo podemos hacer en particular según estamos en períodos de trabajo muy ocupados o más tranquilos, permitamos a todos a tener en cuenta la razón de estar dentro de la empresa, figuras inspiradoras y factores de motivación en mente en todo momento.

La visualización y las afirmaciones pueden ayudarnos con esto; muchos líderes se rodean de los símbolos de éxito, sean las que sean, a partir de un premio de la industria deseado. Estos símbolos pueden ayudar nos a impulsarnos hacia adelante y ayudarnos a retener nuestros “ojos” en el premio, cuando una piedra nos haga tropezar de forma inesperada o tengamos un desafío de amenaza delante nos ayudará en nuestro enfoque.

Igual que las afirmaciones, un método es ir repitiendo una frase para uno mismo, sobre todo en los momentos de presión o nervios; una importante presentación de lanzamiento del producto, por ejemplo, en ese momento hemos de ayudar a mantener la calma y estar centrados, que a su vez se filtra al equipo. El estrés es contagioso en los entornos de trabajo, y si nosotros estamos de forma persistente acechando a todos los miembros de nuestro alrededor, crearemos un estado de pánico o ansiedad, en poco tiempo estaremos extendiendo de forma emocional negativo a todos los demás.

Nos mantenemos en calma, firmes y hablamos con claridad, con pasión, convicción verdadera, tendremos el efecto contrario en el equipo, que nos mantuvo a flote y llegaremos a estar más confiados e inspirados como resultado.

DÍA ESCOLAR

Cada día es un día escolar. Nosotros podemos estar de en el foco de la decisión la cual puede ir hacía el éxito o al fracaso dentro de la organización, así como la forma en que somos percibidos por el mundo exterior. Es vital que estemos preparados para asumir la retroalimentación «a bordo» y sigamos desarrollando nuestras habilidades de liderazgo de forma permanente.

A pesar de las presiones de la empresa todos los días, hay mucho que ganar al recordar que todos los días es, de hecho, un día de escuela; y nadie es demasiado alto para aprender y mejorar sus habilidades –incluyendo todos los líderes de todas las organizaciones–. Por ello, aprendemos de forma continuada y de todo el mundo. Mostramos actitud.

«Las probabilidades de éxito aumentan en cada intento»

John Nash

Compartir
POST ANTERIOREL CENTRO DE INTELIGENCIA DE BOLSILLO
SIGUIENTE POSTENSEÑAR A PENSAR: 9 PRINCIPIOS BÁSICOS-V
Transmisor de confianza, honestidad y transparencia hacia el proveedor-cliente interno y externo, con habilidad para win to win, B2B, experiencia en el campo de responsable y dirección en Compras, Supply Chain MRO, S&OP contratación Servicios Generales. Máster en Marketing, distribución y consumo (Marketing y logística) por la UB. Graduado en Ciencias Empresariales con Comercio Exterior ( Graduado en Empresa Internacional) por la UB.