Internet y los niños, 6 consejos para mantenerlos a salvo online

/

Llega un punto en el que nuestros hijos deben tener acceso a internet por primera vez, y, a partir de ahí, comenzará un proceso de aprendizaje que durará varios años y con el que irán mejorando sus habilidades de forma gradual. En cierta manera, seguirán aprendiendo a manejarse por internet durante toda la vida, ¡igual que nosotros! Pero esos primeros pasos en la red de redes serán cruciales para su desarrollo y para su bienestar.

Internet y los niños

1. Debemos explicarles que internet no es parte del hogar

Cuando los niños acceden a internet por primera vez, tienden a hacer extensiva la seguridad del hogar a los dispositivos que usan para navegar por la red. Es decir, tienden a pensar que todo lo que encuentren en internet será seguro, como lo es el resto de la casa.

A la hora de introducir a los más pequeños de la casa a internet, tenemos que explicarles de forma muy exhaustiva que internet funciona como un nexo hacia cualquier lugar del mundo, y que los contenidos que podemos encontrar en internet serán de todo tipo: buenos y malos. Deben tener muy claro esto para poder protegerse de forma adecuada en la red.

2. Hay que monitorear su actividad, sobre todo al comienzo

Por supuesto, una cosa es explicarles los riesgos de internet, y otra muy distinta es que los entiendan desde el primer momento. No se aprende a navegar por internet en un día, así que, durante sus primeros meses –o años– de uso de la red de redes, tenemos que mantener su actividad online a la vista para poder verificar que hacen un uso prudente de ella.

La mejor manera de hacer esto es habilitar una única computadora en una zona común de la casa, de forma que el acceso a internet implique la presencia de adultos en el entorno. No se recomienda la instalación de una computadora en sus habitaciones durante esta instancia.

3. Deben aprender las bases de la ciberseguridad

Los primeros días en internet deben funcionar como una escuela de manejo. Hay mucho por aprender, desde cómo funciona Google hasta cómo ver videos en YouTube. Y este aprendizaje también tiene que incluir los aspectos básicos de la ciberseguridad.

El uso de contraseñas seguras para proteger sus cuentas e impedir la descarga de aplicaciones sin nuestro permiso son aspectos esenciales de su aprendizaje. Además, es recomendable proteger la conexión de la computadora con una VPN para cifrar la información que envían online o, incluso, contratar dirección IP estática para proteger la nuestra propia.

4. Nada de celulares hasta que sean adolescentes

Los teléfonos celulares permiten a nuestros hijos acceder a internet sobre la marcha desde cualquier lugar, así que son más ‘peligrosos’ para su aprendizaje que una computadora en su habitación. Se trata de la última instancia en su recorrido, pero deben empezar por la casilla de salida. Primero, una computadora común. Después, una computadora en la habitación.

Entre la computadora en la sala de estar y el celular personal, pueden pasar años. Internet no se domina en un día, y, además, la adicción al celular puede perjudicar de forma considerable su rendimiento escolar. Cuando estén preparados podrán tener su celular, pero no antes.

5. Las apps de control parental pueden no ser la mejor idea

En los últimos años se están promocionando todo tipo de apps de control parental que nos permiten ver todo lo que hacen nuestros hijos con el celular, pero este tipo de apps quizá no sean la mejor forma de monitorear su comportamiento. Si les damos un celular debe ser porque confiamos en ellos. La instancia de monitoreo ya debería haber quedado atrás.

Uno de los grandes problemas de las apps de control parental es que traicionan la confianza de nuestros hijos en nosotros. Los espacios privados que les demos deben ser privados. Su habitación debe ser su habitación. Su celular debe ser su celular. Si no confiamos en nuestros hijos, es mejor no darles un celular, que darles uno y pretender que no está monitoreado.

6. Las redes sociales merecen un capítulo aparte

Entre las amenazas que puede presentar internet se encuentran las redes sociales, que tienen toda una serie de peligros propios. Al enseñarles cómo gestionarlas, debemos asegurarnos de que limitan al mínimo la información que comparten sobre sí mismos, y que entienden los riesgos de los perfiles falsos o el ‘stalking’.

Nosotros accedimos a las redes sociales en un momento en el que todo en internet parecía muy inocente, pero, con el tiempo, se ha visto que no es así. Por eso es importante que les traslademos las nociones necesarias para que sepan cuidar de sí mismos en Instagram, TikTok, Facebook, X, Twitch o YouTube.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)