Estamos en verano y habrá que descansar la cabeza en otras ocupaciones, digo yo.

Hoy un infográfico sencillo pero interesante sobre cómo integrar la tecnología en la clase, siempre después de haber pensado bien el diseño pedagógico de la misma, los objetivos de aprendizaje, las competencias, etc. Vamos, haciendo realidad lo obvio: que la pedagogía y la didáctica, el diseño de instrucción, están antes de las herramientas tecnológicas. En este infográfico ambas cosas van bastante de la mano.

Aquí va la traducción. Añado algunos comentarios u observaciones entre corchetes que no están en el original, pero que pueden dar pistas.

En el propio infográfico se sugieren algunas herramientas (Tools) a modo de ejemplo. Existen verdaderos catálogos fáciles de encontrar. Por ejemplo en este libro que publicamos hace unos meses.

1

Realizar un viaje de campo virtual

Si la ubicación está fuera de alcance debido a problemas logísticos, puedes simular un viaje virtual utilizando una amplia variedad de aplicaciones de realidad aumentada.

Te recomiendo que leas la entrada de este magazine titulada: [«Google Expeditions: a las puertas de un viaje alucinante»].

2

Atenuar el ruido en un aula ruidosa

Para que sea más fácil dar clases o hacer presentaciones, usa una herramienta que rastree y muestre el ruido en el aula.

3

Usa vídeos para mini-lecciones

Puedes reforzar tus planes de lecciones utilizando vídeos, como descripciones generales independientes para algunos temas.

[Puedes echar un vistazo a la entrada de mi blog sobre canales de vídeo: «Vídeos educativos. ¿Te aburres?»].

4

Coordinar video en vivo

Ya sea que se comunique con un contacto de otra escuela o un profesor experimentado, traer un experto a tu clase expondrá a sus estudiantes a nuevas ideas y puede aligerar tu carga de trabajo.

5

Añadir elementos multimedia a las presentaciones

Mientras que las presentaciones de diapositivas, completamente compuestas de texto, pueden desconectar a los estudiantes, aquellas con contenido multimedia pueden mantener su atención de manera efectiva al variar la presentación del contenido.

6

Utiliza tickets digitales de salida

Los tickets de salida [exit tickets] pueden ayudar a los estudiantes a procesar ideas, reflexionar sobre lo que han aprendido y compartir sus opiniones y comentarios.

[Esta es una técnica sobre la que puedes leer aquí]

7

Contenido de estudio, revisión y crítica en páginas web

Este es un giro centrado en la tecnología para tomar notas: encuentra una página web con contenido que refleje o esté relacionado con tus lecciones, y haz que los estudiantes tomen notas directamente en la página.

8

Usa mapas mentales en línea para tormentas de ideas en clase

Trabaja con tus estudiantes para intercambiar ideas como una manera de reforzar las lecciones o lanzar un ejercicio de aprendizaje basado en problemas.

9

Recopila el feedback de los estudiantes

Para alentar a los estudiantes a participar en las actividades de procesamiento de contenido, crea y distribuye encuestas. Los estudiantes pueden dar respuestas a través de dispositivos personales o en el aula, lo que te da una idea de las actividades que prefieren. Según los resultados, puedes encontrar una manera fácil de mejorar las lecciones.

10

Lanza una página wiki o blog para una trabajo de colaboración

Como proyecto, los estudiantes pueden crear uno sobre un tema relevante. Este proceso fomenta de forma inherente la colaboración: los estudiantes deben contribuir con su propio contenido a la página, editando y refinando el trabajo de los demás.

Pues aquí quedan estas diez ideas que tienen bastante contenido pedagógico y se sirven de la tecnología digital para su implantación.

Artículo anteriorRESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO-73
Artículo siguienteAPOSTAR POR LA DOCENCIA, LOS DOCENTES QUE QUEREMOS
Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR desde septiembre de 2015, soy Catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y Doctor en Ciencias de la Educación y Ciencias Biológicas. Past-President del European Council for High Ability (2000-2004) y miembro del National Advisory Board del Center for Talented Youth (CTY) de la Universidad Johns Hopkins (2003-2011). Fundé y dirigí el centro para la atención educativa de alumnos de alta capacidad CTY España, International Charter Member del CTY de la Universidad Johns Hopkins (2001-2011). He sido profesor de la Universidad de Navarra durante 36 años (1979-2015). Mi carrera investigadora en el desarrollo del talento académico en jóvenes de alta capacidad me ha llevado a ser Consultant Editor de algunas de las revistas extranjeras más prestigiosas de este ámbito entre las que destacan: High Ability Studies, Education Today, Talent Development and Excellence, Sobredotaçao, Gifted and Talented International, Abilities and giftedness; así como de algunas de las españolas más reconocidas como la Revista Española de Pedagogía, Estudios sobre Educación, RELIEVE, Bordón, Educación XXI o Revista de Educación. Soy miembro de Sociedades Científicas como: International Association for Talent Development and Excellence European Council for High Ability World Council for Gifted and Talented Children National Association for Gifted Children (EE.UU) Sociedad Española de Pedagogía He publicado más de 150 trabajos de investigación en revistas españolas y extranjeras y soy autor y coautor de 30 libros y capítulos de libros, varios de ellos dedicados a la alta capacidad y el desarrollo del talento, así como a la evaluación de Sistemas Educativos.