Cuando escribí en el Magazine INED21 sobre La implicación de la familia en el colegio: 10 preguntas previas te prometí que la cosa no quedaba ahí.

Si recuerdas, cité a Ballion cuando afirmaba:

“Los mejores ministros de educación son los padres”

Y os señalé:

“La próxima semana, ministros, hablaremos del gobierno”

VAMOS A ELLO

Te trasladaba en el post anterior mi propósito de sentar unas primeras bases ante la pregunta: ¿Qué consejos darías a unos padres… para implicarse en las acciones educativas del centro? Tras aquellas bases, tras situar la cuestión… empecemos por el principio: ¿Cómo implicarnos en y desde casa?

Hablamos de nuestra implicación como padres, desde el hogar, en las acciones educativas de las que somos corresponsables de primer nivel.
Pretendo ofrecerte pautas concretas a aquella pregunta. Lo hago con un cuestionario abierto, en voz alta.

COMENCEMOS

1

Así, de sopetón: ¿demuestras a tu hijo con hechos que en casa os queréis, que le quieres? ¿Cuidas de que constate ese cariño? ¿Y de que mantenga un nivel importante de autoestima? ¿Hay en casa un clima alegre y positivo?

2

¿Explicas a tu hijo que, precisamente porque le quieres, porque quieres su felicidad, le exiges y a veces le pones límites?

3

¿Le adjudicas encargos concretos de acuerdo a su edad que promuevan su responsabilidad y autonomía?

4

¿Transmites a tu hijo con tu ejemplo coherente, con tu conducta, los estilos de vida, los valores, las actitudes que defiendes?

5

¿Tenéis actuaciones coordinadas familia-escuela de cara a poder evaluar en el hogar el arraigo o fortalecimiento de valores, virtudes o hábitos positivos en tu hijo?

6

¿Conversas frecuentemente con tu hijo? ¿Facilitas la relación interpersonal? ¿Antepones ésta a otras cuestiones sabiendo que un hijo está a la cabeza de lo que hacemos en la vida? ¿Mantienes, al menos, una comida principal diaria con él?

7

¿Te interesas por su trabajo, por sus progresos y dificultades, y –también– por su recreo y relaciones en la escuela?

8

¿Controlas adecuadamente el cumplimiento de los deberes escolares de tu hijo?

9

¿Propicias que en tu casa haya un adecuado ambiente de estudio? ¿Tenéis establecidas unas pautas, organización, horario de cara a la realización de esas tareas y, también, a salvaguardar espacios de ocio?

10

¿Facilitas apoyo o refuerzo a tu hijo para el aprendizaje en el hogar? ¿Le ayudas tú directamente? ¿Con qué frecuencia? De no poder hacerlo ¿cómo actúas?

11

¿Leéis en casa? ¿Provees a tu hijo de libros, periódicos, etc.? ¿Eres consciente de la importancia educativa de crear hábitos de lectura? ¿Le invitas a pensar? ¿Fomentas su capacidad de análisis crítico?

12

¿Facilitas recursos en el ámbito de las tecnologías de la información y comunicación (TIC)? Pero ¡no serán junto a la tele y otros aparatos una adictivaniñera electrónica”!

13

¿Formas a tu hijo en el buen uso de los recursos? ¿Controlas y/o proteges adecuadamente a tu hijo en relación a los riesgos en que puede incurrir, o de los que puede ser víctima, con respecto a los diversos canales o contenidos?

14

¿Llevas a cabo, en tu contexto familiar, acciones adicionales que favorezcan el aprendizaje, la instrucción y educación integral de tu hijo y que le hagan crecer individual y socialmente?

15

¿Conoces o mantienes amistad con padres de los compañeros de tu hijo? ¿Os reunís alguna vez en casa o disfrutáis de actividades culturales o de ocio y conversáis sobre la vida del colegio? ¿Compartís ideas, experiencias, intereses, alegrías o inquietudes?

Estas y otras preguntas pueden surgir de la experiencia vital. O de investigaciones y estudios rigurosos como los del informe “La participación de las familias en la educación escolar.

Y todas nos llevan a una misma respuesta: es posible e imprescindible la colaboración familia-escuela, a la que aludí en un post anterior.

Concluyo estas cuestiones centradas en qué hacer desde el hogar… con un regalo doble:

1

CARTA A LOS EDUCADORES

Suscrita en septiembre de 2007 por Nicolás Sarkozy. En ella el entonces presidente de la República francesa se dirige no solo al profesorado sino expresamente a los padres. Y recuerda a éstos su responsabilidad a la hora de dar ejemplo, de inculcar a sus hijos respeto por las leyes y una buena educación, de preocuparse de que vayan al colegio con los deberes hechos…

Lo que os decía, ministros: Aunque no seáis franceses ni yo sea Sarkozy, no se os ocurra hacer dejación de funciones.

2

CITA PARA MEDITAR

Es más breve que la carta y también de un francés, Michel de Montaigne (hoy me ha dado por cruzar los Pirineos):

“En la educación de los niños no hay nada como atraer el interés y el afecto; de otra manera lo único que se logra son asnos cargados de libros”.

COLEGIO-01-INED21

Hablar de asnos me trae a la memoria la anécdota que se cuenta de un padre rico que, en la antigua Grecia, quería delegar la educación de su hijo. Además, no tenía intención de pagar demasiado por ello. Dicen que el referido padre se acercó a Sócrates y le pidió que se encargara de la formación de su vástago. El filósofo se mostró dispuesto a ello a cambio –eso sí– de una contraprestación que al padre le pareció excesiva:

¡Es mucho dinero! Por esa cantidad podría comprarme un asno…

–Efectivamente. Le aconsejo que lo compre, respondió Sócrates. Así tendrá dos.

Fuera bromas, esto de educar a los hijos vale y, a veces, cuesta… pero merece la pena implicarse.

Personalmente.

Compartir
POST ANTERIORDOS ASIGNATURAS PENDIENTES
SIGUIENTE POST¿SOY UN PROFESOR JUSTO?
Nací en Tafalla, Navarra, en el año 1961. Estoy casado y tenemos cinco hijos. Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, he cursado el Programa de Alta Dirección de Empresas (PADE) del IESE de la Universidad de Navarra y el Programa Ejecutivo de Gestión del Instituto de Empresa. Ejercí como abogado entre 1985 y 2008. Inicié mi actividad política como concejal por UPN en mi localidad natal, en la legislatura 1987-91, siendo elegido como alcalde en la siguiente, 1991-95, por esta formación política. En el año 2003 pasé a ser concejal, también por la formación regionalista, del Ayuntamiento de Pamplona, donde lo he sido hasta 2011 y he ostentado los cargos de concejal-delegado de Educación y primer teniente de alcalde. También fui senador entre 1989 y 2008. Fundador de la asociación juvenil Promoción Cultural Navarra. Soy miembro de la Asociación Educación Abierta. Comprometido con el servicio a la sociedad, considero a la familia y la educación sus pilares básicos. Desde el 1 de julio de 2011 hasta el 23 de julio de 2015 he sido consejero de Educación del Gobierno de Navarra. Los cuatro años previos había sido concejal-delegado, también de Educación, en Pamplona. En la actualidad soy Director de Expansión Académica de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y Secretario de la Fundación Ciudadanía y Valores (FUNCIVA). También colaboro con mis aportaciones en el blog de INED21.
  • Josep Maria Turuguet Salgado

    Es más, los padres deberían aprender con los hijos y considerar la educación de ellos como una continuación y proyección de la suya propia. Educación, padres e hijos conforman una buena metáfora de la inmortalidad que se nos ha negado a los hombres.

    • José Iribas S. Boado

      Coincido, también contigo hasta donde dices “inmortalidad”. Lo que sigue, ya es cuestión de las creencias de cada cual (y bien legítimas las de cada cual, incluidas naturalmente todas ellas). Un saludo muy cordial.

  • EVARISTO

    ESTAS CUESTIONES TAN COMPLEJAS Y SUJETAS A LA PARTICULARIDAD DEL GRUPO O FAMILIA NO ES MUESTREO LINEAL Y EN ELLO SE HA CONSTATAR LAS MULTIPLES VARIABLES QUE SE ACTIVAN SEGUN SEA LA CONDICION PARA LAS POSIBILIDADES QUE SER HUMANO POSEE SALUDOS CORDIALES

    • José Iribas S. Boado

      Evidentemente, Evaristo, unas líneas generales requieren la adaptación a cada caso, coincido contigo. Un saludo cordial

  • Pingback: IMPLICACIÓN CON EL COLEGIO: 15 PREGUNTAS...()

  • Pingback: #sceuned15 | IMPLICACIÓN CON EL COLEGIO...()

  • Estudiosa

    El post está fenomenal pero, siempre hay que ver el otro punto de vista: Preguntas que debe hacerse el personal docente:

    1.- ¿Transmites a tus alumnos con tu ejemplo coherente, con tu conducta, el mismo respeto hacia ellos que el que les exiges para ti?

    2.- Tienes actuaciones coordinadas familia-escuela para evaluar las actitudes/aptitudes de cada niño escuchando la visión de los padres? ¿O eres de los que piensa que todos los padres somos unos pendejos que no conocemos a nuestros hijos y los defendemos sin razón?

    3.- ¿Compartes con los padres los exámenes corregidos para que vean cuáles son los puntos débiles de sus hijos y les ayuden a reforzarlos? ¿O eres de los que guardan los exámenes bajo secreto de sumario en la creencia de que los padres van a corregir los resultados de sus
    hijos y van a demandar una nueva calificación?

    4.- ¿Fomentas el antiguo hábito de levantar la mano para preguntar dudas tras una explicación? ¿O crees que los alumnos lo hacen para molestar?

    5.- ¿Explicas la lección en clase tantas veces como sea necesario para que todos los entiendan porque crees que ningún niño es tonto y que si no entienden algo es culpa tuya, que no lo supiste transmitir? ¿O eres de los que dan una conferencia y se van?

    6.- ¿Crees que los padres deben dar la clase a sus hijos y enseñarles, por ejemplo, a dividir?

    7.- ¿Premias el esfuerzo y el progreso?

    8.- ¿Motivas a tus alumnos demostrándoles cuánto te entusiasma la asignatura?

    9.- ¿Enseñas a tus alumnos a dudar de todo, a pensar y a ser críticos con lo que aprenden, con las noticias, con lo que ven…? A analizar………………

    10.- ¿Pides presentaciones en Power Point sin haberles enseñado informática?

    11.- ¿Solicitas trabajos en grupo, sin tener los alumnos, menores, un lugar de reunión?

    12.- ¿Solicitas la elaboración de trabajos prohibiendo el uso de la Wikipedia sin haber enseñado a tus alumnos a investigar, a utilizar otros recursos como Google scholar, una biblioteca, sitios web especializados en la materia, asociaciones, .…………..?

    13.- ¿Acudes a las actividades que comparten colegio, padres y alumnos, como fiestas del colegio, comidas de hermandad organizadas por el colegio, convivencias, maratones………?

    14.- ¿Adoras la materia que impartes?

    15.- ¿Te has reciclado y actualizado desde que terminaste Magisterio?