«Identidad y amistad». Palabras para un mundo posible. Por Emilio Lledó

/

Emilio Lledó en su ensayo “Identidad y amistad” nos da una gran lección, como siempre, acercando a los clásicos con los acontecimientos que vivimos ahora, una vez más nos dice que otro mundo es posible si escuchamos a las personas y nos identificamos con la sociedad en la que vivimos.

identidad y amistad

Sinopsis de Identidad y amistad

Lledó en este ensayo hace continuas referencias a términos que la cultura griega nos ha dejado. Nos relata uno de los momentos de la Ilíada en que Príamo reclama a Aquiles el cadáver de su hijo. Surge entre ellos un intenso debate pero se hace patente la humanidad hasta el punto que Aquiles rinde homenaje al muerto y le ofrece hospitalidad a su padre. Homero nos deja ver la amistad “que acoge y sublima el dolor de la muerte”.

Nos hace ver que la libertad de las personas guarda una estrecha relación con la libertad de las palabras, así implica posibilidad de pensar, posibilidad de ser.

Lledó, a través de la cultura griega, se detiene en el concepto de amistad, un concepto clave a la hora de explorar quiénes somos. Lo contrapone al concepto de identidad, que en su origen, lejos de aludir a lo que nos diferencia, se refería a nuestra mirada humana sobre el mundo y nosotros mismos, y es un componente fundamental de la democracia.

Lledó, a través de la conexión con las palabras griegas, profundizando en sus sucesivas interpretaciones, nos ofrece una lúcida visión de la vida moderna y los problemas que acarrean a la sociedad actual.

Taurus, 2022

identidad y amistad

Emilio Lledó, autor

Nacido en Sevilla en 1927, aunque con seis años se trasladó a Vicálvaro (Madrid). Se licenció en filosofía en la Universidad de Madrid en 1952. Le conceden una beca y conoce a Gadamer, Löwith y Regenbogen, quien le encaminó hacia la filología clásica. En 1955 se incorpora a la Universidad de Madrid.

En 1964 obtiene la cátedra de fundamentos de filosofía e historia de los sistemas filosóficos de la Universidad de La Laguna, trasladándose en 1967 a la Universidad de Barcelona hasta 1978, año en que se traslada a la Universidad Nacional de Educación a Distancia de Madrid, donde alcanza la jubilación.

Miembro vitalicio del Instituto para Estudios Avanzados de Berlín. Premio Alexander Von Humboldt del gobierno de Alemania. Miembro de la Academia Española de la Lengua desde 1993. En 2014 ha sido galardonado con el Premio Nacional de las Letras. A sus 95 años sigue con lucidez favoreciendo con sus pensamientos la búsqueda de un mundo mejor.

Reseña de Identidad y amistad

Ya reseñamos aquí otro de sus últimos libros “Sobre la educación”

Lledó ha colocado la educación en el centro de su filosofía y el ideal pedagógico que defiende se alimenta de unos sólidos cimientos filosóficos, pero también se alimenta de su larga trayectoria en las aulas. Esta cuestión le da una autoridad relevante en todo lo que dice, no es un pensador que se ha cultivado solo en los libros, lo ha vivido y experimentado y a su favor tiene el ser muy querido entre su alumnado que, a pesar de los años, le saludan –con cariño– por las calles.

Nos dice LLedó que la educación es la invención y el cultivo de la libertad. Por eso, los que han pretendido dominar la mente de los ciudadanos y convertirlos en súbditos entontecidos, han intentado, con éxito a veces, controlar y manipular la educación.

Lo que acabamos siendo como personas es lo que nos han enseñado a ser, por eso son importantes los principios educativos y tener en cuenta los contextos en el que las personas en proceso de formación se desarrollan. 

Pensar en palabras grandes (Verdad, Justicia, Belleza, Bien…) nos va a llevar a una posibilidad de cambio hacia un mundo mejor. Mejorar la enseñanza, impulsar la libertad y la verdad en la mente de aquellos que tienen el deber de organizar la vida colectiva.

identidad y amistad

En palabras de Lledó se podrían defender algunas tesis sobre las que intentar levantar los principios de una verdadera democracia desde un nuevo concepto de identidad. Una identidad que exprese toda esa larga serie de principios que dan homogeneidad y coherencia a la vida humana, a todos los seres humanos:

  1. El derecho al propio cuerpo y a su sustento
  2. La educación de la inteligencia y la sensibilidad
  3. El fomento de la amistad y la justicia
  4. La práctica de la honradez y la veracidad
  5. El aprendizaje de la verdad
  6. El amansamiento de la violencia y la agresividad
  7. El ejercicio de la bondad
  8. La superación del fanatismo
  9. La cultura de la racionalidad
  10. El descubrimiento de la igualdad de la naturaleza humana
  11. El sentimiento de esa igualdad
  12. La identificación con toda vida
  13. El estudio de todas las categorías semejantes que subyacen en todas las lenguas
  14. El estudio de un catálogo de conceptos esenciales que expresen inteligencia, solidaridad, concordia, amistad, etcétera, en los que los seres humanos se identifican
  15. El análisis de las causas que han hecho surgir la violencia, la maldad y todos los conceptos negativos que se han levantado en la historia
  16. La democratización del cuerpo
  17. La democratización de la mente

Una reflexión acertada sobre estos puntos generales nos llevará a un beneficio social del cual todos podremos aprovecharnos.

“Estoy cansado –decía el filósofo– de pensar sobre palabras como el “bien” o la “justicia”; enseñadme de una vez a realizarlas”

Un libro al que acudir para una lectura reposada que irá engrandeciendo nuestra cultura y nuestra forma de ver la vida de forma éticamente razonable.

El filósofo y miembro de la Real Academia Española, Emilio Lledó, defiende en este vídeo las características que debería tener un buen maestro y los ideales aristotélicos a los que no deberíamos renunciar.

Reflexión filosófica sobre: ¿Qué significa ser humanos?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 4.8)