HALLOWEEN: SPAIN IS DIFFERENT

/

¿Truco o trato? ¿Dulce o travesura? Trick-or-treat.

Cuenta la leyenda que  hace 3000 años los celtas celebraban “La noche de las brujas”, también lo dice Wikipedia, y por si hubiera dudas lo reparodian los Simpson: un buen trozo de Youtube está salpimentado con decenas de recreaciones.

Ya se entreabre la puerta de la noche de Halloween, estamos impacientes por llevar a cada escuela, a cada niño un dulce. Y estamos impacientes por ver, escuchar y hasta degustar el sabor de la golosina, que ilumina la cara de cada niño y niña que han probado nuestra chuche.

Máscaras, disfraces, y un interminable carnaval activan la calle y excitan la fantasía. Se trata de romper la rutina, desplazar las inercias, espantar los miedos y comernos con patatas fritas (a ser posible sin grasas hidrogenadas), las seguridades y certezas.

Hace unos días hacíamos parodia y diseño. Estamos en el  Mediterráneo. Un mar que es  más que una extensión artística, que  es más que un género. Que es entretenimiento y  un ejercicio siempre de autocrítica y crítica, que se burla de la actualidad, porque nos gustaría que fuera de otra manera.

Ayer, estábamos en el #horizonteneurosocial, y se estaba bien, nos sentíamos bien. Hoy es Halloween, otra oportunidad para inventar la escuela que queremos, el planeta que queremos, la vida que queremos,  porque nos reímos de los miedos.

Nuestro laboratorio TRICLab, como la fábrica de Charly, también hace estos chocolates.

Chuches, chuches, chuches… ¿Por qué no inteRmetodológicas? Tienen sabor, color, olor, son nutritivas, y divertidas.

Los comentarios están cerrados.