ESPERO UN MILAGRO

A veces, estamos tan ocupados trabajando en nuestro día a día, que nos olvidamos de gestionar nuestra propia vida y dedicar tiempo a lo importante.

No estoy segura de si es que nos olvidamos… o, tal vez, es que aplazamos tomar decisiones sobre lo que es verdaderamente importante. Es posible que nos asuste tomar decisiones serias en nuestra vida… Sientes que debes tomarlas, lo sabes, pero las vas aplazando…

He tropezado tantas veces con el mismo pie…

que no me atrevo a dar un paso para no caer

Hoy traslado la canción al principio y te propongo que te acompañe en la lectura del post… esta es la canción que me inspira ahora mismo a escribir. Me parece bonito leer con música de fondo y, además, me ayuda a comunicar un poquito mejor todo aquello a lo que no llegan las palabras…

Desde el jueves, estoy de nuevo en #Ibiza, trabajando otro fin de semana en un proyecto fantástico, después de una semana vibrante y diferente.

El trabajo absorbe una parte importante de mi vida, y últimamente acostumbra a ocupar incluso parte de los fines de semana. Soy feliz en mi trabajo, disfruto trabajando, tengo la suerte de trabajar con personas muy valiosas y me aporta energía positiva… realmente soy una privilegiada.

Sin embargo, a veces, determinados hechos te hacen abrir los ojos… y siento que, posiblemente, me concentro mucho en mi trabajo y hay otros ámbitos de mi vida que he estado descuidando un poquito.

No me he dado cuenta por casualidad. Esta ha sido una semana de conversaciones, largas e intensas conversaciones… que me han hecho dar cuenta de ello. Las conversaciones marcan tu vida, lo he comentado en otras ocasiones: Elige bien con quién quieres conversar.

CONVERSACIONES

Conversaciones que te cambian…

Hay conversaciones que te cambian. Que te ayudan, que te hacen ver las cosas de otro modo, que te aportan, que iluminan algo nuevo en tu interior, que te hacen sentir algo que no habías sentido antes…

Esas conversaciones transformadoras llegan –muchas veces– como un regalo imprevisto, en el momento en que menos lo esperas. Hablar con alguien que te escuche, que te entienda y que te ‘abra los ojos’… es algo parecido a la magia, te transforma.

Cuando hablas con alguien con quien sientes conexión, surgen temas inesperados. Te hace una pregunta… y, a veces, te resulta difícil responder. No tienes respuesta… y te sientes descolocad@.

Nunca vas a tener la respuesta a todo…

olvídate

Como dice Benedetti «cuando creíamos que teníamos todas las respuestas… de pronto cambiaron todas las preguntas». Y es genial que te hagan preguntas, que te hagas preguntas…

PREGUNTA MÁS

Vamos con el libro… esta semana, «Pregunte más. El poder de las preguntas para abrir puertas, encontrar soluciones y detonar el cambio» de Frank Sesno, publicado en 2017.

Frank Sesno es ex-presentador de noticias de CNN y ex-corresponsal de la Casa Blanca. Él pasó su carrera haciendo preguntas y, como experto en la materia, presenta su «taxonomía de las preguntas» para explorar el valor de preguntar. Cada capítulo del libro trata de un tipo diferente de pregunta y es realmente interesante profundizar en el arte de preguntar.

Sesno divide las preguntas en las siguientes categorías, para profundizar en las particularidades de cada una de ellas:

Preguntas de diagnóstico

Preguntas cuando necesitas evaluar la situación de forma efectiva. No es fácil diagnosticar lo que sucede, por ello el autor recomienda:

Interésate primero por todo aquella información más negativa o dañina.

Repasa la historia que ha sucedido, para poder disponer de una referencia real.

Repite preguntas o haz preguntas similares hasta obtener la información que necesitas.

No te olvides de contrastar diferentes fuentes para asegurarte de que el relato es real.

Conecta síntomas con datos específicos.

Y desafía a los expertos… no siempre tienen razón, quizás sea necesaria una segunda o tercera opinión.

Preguntas de enlace

Enlazar un tema con otro es importante. Utilizar preguntas de enlace puede abrir puertas. Preguntar por un tema aparentemente sin importancia, nos permite conectar con la persona y nos abre la puerta a hablar sobre el tema que nos interesa.

Las preguntas de enlace funcionan como conectores entre un tema complicado y las respuestas necesarias.

Preguntas de confrontación

En algunas ocasiones, no es posible tender puentes¿Qué hacer en ese caso? Haz uso de preguntas de confrontación.

Funcionan mejor cuando tienes un objetivo muy claro, debes conocer la información, preguntar con precisión y estar preparad@ para recibir una reacción hostil. Por ejemplo, los políticos y celebrities suelen intentar evadir preguntas en lugar de dar una respuesta directa. Si quieres conocer una respuesta, no permitas las evasivas… responde con preguntas de confrontación y fuerza a que te respondan.

Las preguntas de confrontación exigen a la persona que se pregunta que asuma responsabilidad, y poder llegar así a la respuesta.

Preguntas de misión

Atrévete a preguntar cuál es la misión de la persona con la que hablas. Al definir su misión, la persona debe aclarar sus metas y debe forjar conexiones con otras personas.

Las preguntas de misión identifican valores y metas compartidas.

Es una pregunta de mucho mayor profundidad de lo que parece, e invita a las personas a reflexionar en voz alta.

Sesno va señalando otro tipo de preguntas, indicando los matices que aparecen en cada una de ellas, en base a su experiencia periodística y destacando la importancia de las preguntas.

El poder de las preguntas para abrir puertas, encontrar soluciones y detonar el cambio es claro. Plantear preguntas te ayuda a abrir puertas, a dudar de todo, a resolver problemas y, especialmente, a derribar barreras… Barreras que, a lo mejor, no sabías que tenías…

Pregunta, conversa, escucha, replantéate lo que haces… Las conversaciones construyen parte de nuestras vidas… y por ello hay que elegir bien con quién conversar. Elige bien con quién quieres conversar…

ESPERO UN MILAGRO

Y en una semana en la que la banda sonora de mi vida ha sido muy interesante y mucho más intensa de lo habitual, la canción ‘Milagro’ me llega vía Whatsapp

Deberíamos ser más conscientes de que las cosas no suceden solas, hay que impulsarlas… y aplazar decisiones por miedo no suele ser una buena idea. Será cuestión de ser valiente y atreverte a hacer lo que realmente quieres hacer…

Todas las decisiones tienen consecuencias,

las que tomas… y las que no

ESPERAMOS MILAGROS

Las estadísticas nos muestran que una buena parte de nuestra sociedad no es feliz con su vida y que desearían que fuera distinta. Sin embargo, se mantienen instalados en su cotidianeidad y no se atreven a cambiar nada. Todos tenemos algo que desearíamos hacer, algo que querríamos cambiar o algo que nos gustaría alcanzar…

Las personas tenemos una determinada tendencia a insistir en que la vida es dura –ciertamente no es un camino de rosas–, a ver con cierto victimismo las circunstancias que nos rodean y a desear que alguien nos salve de esa situación…

«Todos queremos que nos encuentren…»

Lost in translation

Queremos que nos encuentren… ¿Por qué no nos atrevemos a ir a por ello? ¿Tenemos miedo? ¿Esperamos un milagro?

Hazte preguntas… y busca respuestas, búscalas dentro de ti, porque es allí donde están…

Ese milagro que esperas, tal vez está más cerca de lo que crees…

Espero un milagro,

un milagro que, al fin,

hoy me despierte más cerca de ti…

Compartir
POST ANTERIORVISIÓN GLOBAL Y ACTUAL DEL MODELO DE LOS TRES ANILLOS
SIGUIENTE POSTEL SOSIEGO-1
Investigadora y divulgadora en Educación e Iniciativa Emprendedora. Compagina la actividad docente en ESADE como colaboradora académica y tutora en asignaturas de Entrepreneurship con su trabajo de investigación de Doctorado sobre Educación e Iniciativa Emprendedora. Ello le permite investigar y adquirir conocimientos en estos ámbitos para colaborar con personas e instituciones a potenciar el espíritu emprendedor a través de cursos, conferencias, artículos y publicaciones Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y MBA por ESADE. Máster en Auditoría y Control de Gestión por la UdL. Máster en Gestión Ambiental por la Universidad de Barcelona. Doctoranda en Economía de la Educación. Convencida de la importancia de promover la iniciativa emprendedora… porque el futuro lo construimos hoy.