Envejecer es obligatorio

crecer es opcional

Creo que es difícil expresar mejor las dos formas con las que se puede afrontar el paso del tiempo. Hoy es mi cumpleaños, y me resulta casi inevitable detenerme a reflexionar sobre ello.

Para algunas personas cumplir años significa envejecer. Ciertamente envejecer es obligatorio. Pero, ¿de qué forma? Existe una diferencia entre envejecer y hacerse viejo. Envejecer comprende una serie de cambios biológicos que se producen con el paso del tiempo. El ritmo de envejecimiento biológico varía de una persona a otra, y actualmente se está observando que la mejora en la calidad de vida retrasa la edad de envejecimiento. En cambio, hacerse viejo es un concepto personal y social que provoca sentimientos distintos al proceso biológico de envejecer.

Envejecer

Hacerse viejo

Cumplir años tiene un significado distinto para otras personas. Para un niño, cumplir años… significa crecer. Crecer es una palabra maravillosa. Sin duda la palabra que mejor define la actitud positiva de cumplir años. Crecer es un modo de avanzar en tu vida, de haber conseguido superar retos, de conocer a personas importantes en tu vida, también de acumular algunas decepciones más –claro– pero, en definitiva, creo que los años suman a tu vida. Y no solo los niños crecen con los años, también los adultos crecemos. Aunque crecer es opcional. Debes poner de tu parte para crecer día a día.

Crecer

es una palabra maravillosa

No podemos detener el tiempo, envejecer es obligatorio, y no tiene por qué ser algo negativo o dramático. El paso del tiempo es el que nos permite crecer, aprender, sorprendernos y evolucionar como personas.

A veces estamos demasiado dispuestos a creer que

el presente es el único estado posible de las cosas

Marcel Proust

El presente no es el único estado posible de las cosas, todo puede cambiar… si tú te atreves.

Atrévete a crecer…

Crecer no es gratuito. Requiere esfuerzo… debes estar dispuest@ a pagar el precio que exige transformarte. Por ello, no todo el mundo crece. La mentalidad de crecimiento es un poderoso concepto que es importante transmitir a nuestros alumnos.

El concepto «mentalidad de crecimiento» ha sido impulsado por la Dra. Carol S. Dweck, una de las más importantes investigadoras del mundo en personalidad y psicología del desarrollo. Ha realizado su trabajo de investigación en la Universidad de Columbia y en la Universidad de Standford y es un referente en el mundo de la educación. Su libro «Mindset. La actitud del éxito» es considerado uno de los libros imprescindibles para el desarrollo personal y lleva más de 10 años como un éxito de ventas en todo el mundo.

Carol Dweck investiga la «mentalidad de crecimiento», la idea de que podemos aumentar la capacidad de nuestro cerebro para aprender y resolver problemas. En esta exposición TEDx, nos presenta dos maneras de acercarnos a un problema un tanto difícil de resolver:

¿No eres lo suficientemente inteligente como para resolverlo?

o…   ¿simplemente no lo has resuelto todavía?

El poder de creer que se puede mejorar

La Dra. Dweck señala que existen dos mentalidades:

1

Mentalidad fija

La mentalidad fija consiste en creer que las cualidades personales son inamovibles, y las personas con esta mentalidad están convencidas de que «tienen mala suerte» por no ser capaces de resolver determinados problemas o hacer determinadas cosas que otros sí pueden.

2

Mentalidad de crecimiento

La mentalidad de crecimiento se basa en la creencia de que tus cualidades básicas son algo que puedes cultivar por medio del esfuerzo. Aunque las personas somos diferentes –en nuestros talentos, capacidades o  carácter–, todo el mundo puede cambiar y crecer por medio de la actitud, la dedicación y el esfuerzo.

Existen dos clases de mentalidad. Y solo una lleva al éxito. Si queremos promover una mentalidad de crecimiento, la Dra. Dweck propone algunas acciones:

Es necesario elogiar el esfuerzo y no el resultado.

Mostrar a los alumnos que cada vez que salen de su zona de confort para aprender algo nuevo y difícil, se crean en el cerebro nuevas sinapsis y con el tiempo se convierten en más inteligentes.

Transformar los conceptos de esfuerzo y dificultad, para modificarlos desde el sentimiento de frustración hacia un concepto de oportunidad de crecimiento para la persona.

Promover una mentalidad de crecimiento es un modo de mejorar las probabilidades de éxito de las personas. El primer paso requiere tener fuerza de voluntad, pero es más fácil si somos conscientes de las ventajas que aporta. La mentalidad de crecimiento es la que está convencida de que la inteligencia se puede desarrollar, conduce a un deseo de aprender y, por lo tanto, a aceptar los retos, ver el esfuerzo como un camino de mejora, aprender de los errores y saber que, al final, los objetivos son para alcanzarlos. El resultado es que, las personas con mentalidad de crecimiento alcanzan niveles más altos en aquello que se proponen. Una lección importantísima, que ha situado a Mindset como uno de los libros más influyentes sobre motivación.

Yo tuve la suerte de que mi padre desarrollara en mí esta mentalidad de crecimiento, recuerdo que en su mirada veía que él creía que yo era capaz de cualquier cosa que me propusiera –aunque, sinceramente, yo no lo veía así–… y eso me hacía esforzarme al máximo, porque sentía que no podía decepcionarle.

Si quieres conseguir algo y no lo has logrado, recuerda que «no lo has logrado todavía…» La mentalidad de crecimiento es una llave que abre todas las puertas.

Para crecer hay que ser valiente…

Vivir es un proyecto y puede ser el más emocionante… ese proyecto que cuando lo alcanzas ya te ha inspirado el siguiente. Como dice Ecequiel Barricart, si renuncias a tu paraíso encontrado y vas en busca de tu paraíso anhelado es porque dentro de ti existe una historia que merece la pena ver la luz.

Crecer es opcional…

y es mi opción

Superar miedos, atreverme a dar nuevos pasos y empezar una nueva vida que presiento increíble…

Merece la pena cambiar, merece la pena crecer, me encanta oír ese «acostúmbrate» a lo nuevo… a pesar de que cumplo ya un montón de años, no puedo evitar sentirme feliz, ampliar cada día mi lista de retos por superar y presagiar que lo mejor está por llegar…

Porque este sentimiento no tiene edad,

porque siempre puedes seguir creciendo

Atrévete a crecer cada día. No solo crecen los niños, los adultos también lo hacemos. Es una decisión personal, para crecer debes poner de tu parte, y eso requiere ser valiente:

Debes enfrentarse a tus miedos…

Todo lo que deseas

está al otro lado del miedo

descubrir que en tu vida vas a vivir más de una vida… 

Tu segunda vida empieza

cuando descubres que solo tienes una…

y atreverte…

La cuestión no es si es posible..

la pregunta clave es: ¿te decidirás a hacerlo?

Seth Godin

Feeling good…

It’s a new dawn

it’s a new day

it’s a new life…

for me

and I’m feeling good…

Compartir
POST ANTERIORLA CLAVE SIEMPRE ESTÁ EN LAS FAMILIAS
SIGUIENTE POSTLOS RESORTES DE LA MOTIVACIÓN

Investigadora y divulgadora en Educación e Iniciativa Emprendedora.
Compagina la actividad docente en ESADE como colaboradora académica y tutora en asignaturas de Entrepreneurship con su trabajo de investigación de Doctorado sobre Educación e Iniciativa Emprendedora. Ello le permite investigar y adquirir conocimientos en estos ámbitos para colaborar con personas e instituciones a potenciar el espíritu emprendedor a través de cursos, conferencias, artículos y publicaciones
Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y MBA por ESADE. Máster en Auditoría y Control de Gestión por la UdL. Máster en Gestión Ambiental por la Universidad de Barcelona. Doctoranda en Economía de la Educación.
Convencida de la importancia de promover la iniciativa emprendedora… porque el futuro lo construimos hoy.