El movimiento en línea: cómo la gente usa Internet para sufragar los gastos en educación

/

Tener que trabajar para pagar los estudios era el quebradero de cabeza de muchos jóvenes que no sabían cómo repartir las 24 horas del día para poder llevar todo a la vez y con buena calidad.

Esto sobre todo ocurría en grandes ciudades, como en Madrid o en Barcelona, donde además de acudir presencialmente tanto a la facultad como al lugar de trabajo, había que sumar las distancias entre ambos sitios y los medios de transporte que tenías que coger.

Al final todo ese tiempo se ha reducido gracias a la imposición del teletrabajo y de la formación a distancia por la pandemia de la COVID-19 que han hecho que trabajar sea mucho más fácil y ameno.

¿Cómo puedes ganar dinero desde tu casa mientras estudias?

1. Dar clases online

trabajar para pagar

Además de estudiar, también puedes impartir clases online a otros estudiantes con un menor nivel que tú o aprovechando que tienes conocimientos sobre algún idioma en concreto. De hecho, para hacerlo más fácil, hay diferentes plataformas que se han creado exclusivamente para esto.

Por ejemplo, una de ellas es la aplicación Superprof, en el que te puedes registrar de forma gratuita y las clases se pueden hacer tanto de forma presencial como online.

Luego hay otras que no es tan fácil como registrarse y fijar el precio, sino que tienes que pasar una serie de requisitos y una prueba para ser aceptado en la comunidad de profesores, como es el caso de la página Smart Academy.

2. Hacer encuestas remuneradas

trabajar para pagar

Si quieres rentabilizar el poco tiempo libre que te queda, puedes optar por las encuestas remuneradas.

No podrías imaginar que contestar a unas preguntas y dejar un comentario constructivo que ayude a la empresa te puede aportar algún ingreso. Pues así es y algunas empresas se dedican exclusivamente a ello, como es el caso de Toluna.

De hecho, si quieres conocer más sobre este tipo de webs que ofrecen encuestas remuneradas, visita esta página web donde tendrás hasta trucos para ganar aún más dinero y pagar esa matrícula de estudios que se te resiente.

3. Ser freelance a través de plataformas

El teletrabajo se ha impuesto, algo que los “freelance” llevan haciendo ya toda su vida. Por eso, los empleadores que acudían cada día a la oficina están aprendiendo ahora de los hábitos de los autónomos.

Una rutina de estos autónomos, que no la tienen un empleado con nómina, es ponerse cada día a buscar a través de portales de empleo los proyectos que más te pueden interesar para solicitarlo y esperar si te contestan. Hay plataformas como Upwork, que hacen de intermediario entre el cliente y el trabajador. La empresa publica un proyecto con todos los requisitos y es el freelance quien solicita el trabajo.  Si el cliente acepta la propuesta, comienza un diálogo entre ellos, el cual media Upwork, para que no haya ninguna estafa.

Hay otras plataformas que funcionan como Upwork, como Freelancer, People Per Hour o Toptal

4.Crear tu propio negocio desde casa

trabajar para pagar

Otra de las ventajas que ha supuesto estar encerrado por el confinamiento como medida para evitar la propagación de la COVID-19 ha sido la de dar rienda a la imaginación y crear tu propio negocio desde casa.

Desde tu propio blog hasta la página web donde tienes muchas opciones para poder rentabilizarlo, siempre y cuando sea un contenido que vayas actualizando a diario y que tenga mucha calidad. De hecho, puede ser premiado por los motores de búsqueda, como Google, y que también uses el SEO, por ejemplo, como herramienta para ganar mucha más visibilidad a tu web.

Lo más importante es que otros blogs o usuarios compartan tu contenido a través de las redes sociales y comience tu marca a ser conocida.

De hecho, con webs como Shopify o Amazon, también puedes ganar dinero creando tu propio portal e-commerce vendiendo los productos que tiene en tu casa…o que puedes crear tú mismo.

5.Un canal YouTube o Instagram

trabajar para pagar

Desde que la plataforma YouTube empezó en la red, la multiplicación de visitas de sus vídeos le ha generado ingresos multimillonarios a la empresa. Como esta plataforma funciona gracias a los usuarios, también estos reciben sus beneficios. Por eso, crear tu canal de YouTube también puede darte un sueldo extra si consigues.

Pero lo más difícil va a ser mantenerse y seguir atrayendo a más y más visitantes. De hecho, muchos de ellos han conseguido ser grandes estrellas de la pantalla pequeña, como El Rubius.

Pero, ¿cómo se gana con YouTube? Si el vídeo cuenta con muchas visualizaciones, el autor del canal puede optar por ser socio de YouTube e incluir publicidad en sus vídeos, por lo que le pagarán cada vez que una persona reproduce el vídeo.

Y ya no solo con YouTube, sino también tener un perfil en Instagram con muchos seguidores te podrá reportar un sueldo extra gracias a las ofertas de las marcas que te pedirán hacer publicidad de ellas. Algo que puedes simultanear con los estudios.