En el informe DESDE LA IGUALDAD A LA EXCELENCIA publicado en enero de 2012 se analizó  un problema que no se ha abordado directamente por ninguna de las políticas educativas en España, y que internacionalmente está validado por los mejores sistemas educativos del mundo, es el siguiente: ¿cómo seleccionar adecuadamente al docente para un sistema educativo de excelencia?

La selección tradicional del docente en España ha consistido en dos fases: un CAP breve de formación pedagógica, no hace mucho actualizado en un Máster universitario en formación del profesorado de educación secundaria obligatoria y bachillerato, formación profesional y enseñanzas de idiomas; y un examen teórico-práctico, cuya superación implica la obtención de un puesto definitivo como funcionario en la administración pública.

Comparándonos con otros países en evaluaciones internacionales  y por nuestra experiencia, identificamos las insuficiencias de nuestro modelo selectivo:

1. Falta de selección del capital humano (cualquier licenciado con cualquier media universitaria puede ser profesor).

2. Falta de formación metodológica y pedagógica (el currículum universitario no está conectado con la docencia directa).

3. El CAP tradicional o el actual Máster, aunque de reciente aplicación, no cumplen la función que la docencia del siglo XXI demanda.

4. Lo más importante: falta de experiencia y adecuación profesional por parte de los docentes en prácticas en el comienzo de su carrera profesional.