«SISTEMAS AMIGOS»

(2º NIVEL)

.

GH

GRAN HAZAÑA

Tener un claustro amigo, con profesores que se lo comuniquen todo (sabiendo discriminar el grano de la paja) y colaboren en todo de manera que los profesores de ciclos iniciales se sientan corresponsables de todo con los de ciclos superiores, es una gran hazaña. Creo que cosas parecidas se han llegado a conseguir. Perseveremos, pues.

EL CLAUSTRO 01 INED21

Pero una planta así es un especimen delicado en una selva hostil. Han de crecer sistemas amigos a su alrededor para que prospere: familias y sistema de barrio/ayuntamiento en zona de normativas autónomo-estatales. 

Parecería que el sistema escolar es un servicio que un estado pagado por los contribuyentes o empresas privadas prestan a las familias que viven en un territorio para impulsar una nebulosa competencia ciudadana y profesional para hacer el país competitivo y sociable. Ahora mismo es más que eso y debería ser mucho más en el futuro.

Los profesores se juntan en edificios por iniciativas públicas o privadas. Sociedad y/o Estado. Diríamos que la Sociedad es lo sustantivo y el Estado su instrumento, aunque un instrumento tan potente que es capaz de sojuzgar al sujeto. El Estado es como esos androides que nos sirven, nos protegen, pero que para conseguirlo, especialmente si entran en cortocircuito o son manipulados, nos pueden mandar.

No podemos vivir sin él, pero no debemos vivir para él

Una sociedad madura sabe organizarse para muchas cosas sin depender del estado. El problema es que la Sociedad es muy difusa y, por tanto, plural; mientras que el estado tiende a la concreción y al centralismo. Mientras que el Estado se erige o se elige y, por tanto, siempre es uno, la Sociedad surge y tiende a lo centrífugo. Por ahora, hasta que todos sus miembros sepan ser ponderados y dialogantes (ahora ni los políticos lo son). ¿Cuál es la posición de la escuela entre esos dos polos? 

EL CLAUSTRO 03 INED21

IC

INSTITUCIÓN CUÁNTICA

La escuela es la institución cuántica que está a la vez en la cúspide y en la base. Otea el sistema y tiene los mecanismos lentos pero posibles del cambio. Y sin embargo se la usa como criada para las groseras faenas de la reproducción de lo mismo. Tal vez sea el motor de esa espiral del progreso que dijo Marx que era la historia (recogiendo la imagen de no sé qué otro pensador). Venimos de… y conducimos a… educamos.

El modelo moderno de la institución ha creado esa comunidad docente llamada claustro como núcleo de acción. En su versión óptima funciona como un equipo. Lo que llamé un sistema amigo. A caballo entre lo privado y lo público. Dirigido o cooperativo. Y lo suponemos óptimo de las maneras que vimos hace una semana. ¿Qué es y a quién se debe? ¿Quién vela por él?

En la época de los liderazgos que aún vivimos, el Estado crea y vigila. La Sociedad actúa o se adormece. Pero vendrán tiempos en que la Sociedad sepa tormar forma, sepa crear congruencia de la diversidad y entonces tomará el relevo de la creación y la vigilancia. El Estado suplirá lo justo hasta que —en algún lugar hacia el infinito anarquista— pueda desvanecerse o diluirse en el todo.

Y hablando de Estado y de Sociedad, pienso en la figura del inspector. La revista de la Asociación de Inspectores de Educación de España sostiene que entre sus funciones:

«La Inspección debe ser garante del carácter público de la educación, gestionada por la comunidad escolar y controlada socialmente».

A uno casi se le ocurre que si fueramos americanos, la inspección educativa sería un cargo electo (en algunas cosas, sólo algunas, no me parecería mal ser americano). ¿Se imaginan a los inspectores yendo por las escuelas y por las AMPAs haciendo capaña electoral1? ¿Se imaginan además a los padres y profesores muy pendientes del proyecto de apoyo educativo que un inspector candidato pudiera presentarles? En fin, populismos los habría. Eso sólo puede curarlo la madurez de una sociedad y es para eso que educamos. Aunque haga falta un tercer pie del que hablaré el próximo día.

EL CLAUSTRO 02 INED21

TM

UNA TIRA DE MAFALDA

Mientras el Estado tenga la iniciativa absoluta del currículo, la inspección y la burocracia de los centros, la escuela será un simple servicio. Los padres trabajan, los hijos aprender para mañana trabajar y tener hijos que aprendan… Parece sacado de una tira de Mafalda.

Sólo en el momento en que el segundo círculo de la educación, el que incorpora las familias, los ayuntamientos, la inspección, las asociaciones de padres… es decir la sociedad de base se constituya en sistema amigo, transparente y leal, la educación podrá empezar a ser algo vivo, donde los currículos se discutan socialmente, los distritos escolares tengan proyecto, los editores estén más pendientes de la Sociedad que del Estado. El Estado sólo provee y vigila un poquito, si todo va bien.

Pero también está el tercer círculo de la educación, el que lo puede casi todo y el que puede ahogarlo casi todo.


1 Cualquier maestro con un curso de inspección pudiera presentarse, por ejemplo…

Compartir
POST ANTERIORVIDA EN MI MOCHILA
SIGUIENTE POSTVISIBILIZAR EL APRENDIZAJE
Licenciado en Prehistoria e Historia Antigua. Profesor de EGB y Primária entre 1980 y 2000. Redactor de textos escolares y enciclopedias juveniles para la editorial TEXT/LA GALERA. Autor de novela juvenil. Postgrado de Edición en la UOC. Autor del proyecto Biblioteques d'Investigació Jove y del blog LLIBRE DE TEXT: L'ANCIEN RÉGIME. Miembro de la Societat Catalana de Pedagogia y del grupo "Narració i pedagogia". Actualmente retirado.