La sociedad de la información ha transformado las coordenadas desde las cuales la educación debe actualizarse. No ha llegado aún la concienciación sobre  los cambios profundos  que están ocurriendo en nuestra época. Toda revolución necesita distancia para poder denominarla de ese modo. Nosotros asistimos a un comienzo,  aún no sabemos de qué.
Desde el punto de vista de la información, varios fenómenos aparecen entrelazados: saturación, redes, hibridación de lenguajes, horizontalidad. Vayamos contestando a estos retos: ¿qué metodologías en nuestras escuelas se están adaptando a la saturación de información?, ¿qué estrategias educativas se están actualizando respecto a las redes de información y conocimiento?, ¿qué didáctica está teniendo en cuenta la hibridación de lenguajes propio de la Red?, ¿la horizontalidad de la información propia de nuestra época, está siendo comprendida por los actores educativos? Nuevas didácticas de la información demandan nuestra época. La escuela sigue esperando.
  • Gabriela Elena Varela

    Considero que lo primero que necesitaría la educación es reconocer a la sociedad de la información y del conocimiento. Sabemos que cuando hablamos de educación hablamos de un sistema de máxima complejidad para generar cambios porque fundamentalmente están implicadas concepciones y creencias pedagógicas, afectivas y sociales.

    La identificación y distinción de las caractísticas de la sociedad actual supondría comprender la didáctica en este nuevo escenario donde la saturación, el caos, la incertidumbre y las interacciones son las constantes. Supondría advertir también los cambios producidos en los procesos cognitivos como la atención, en los desarrollos y la relevancia de los diferentes tipos de lenguajes gráficos, de imágenes, oral y escrito y en el tiempo como una categoría importante para los aprendizajes y las enseñanzas.

    La comprensión de estas cuestiones, entre otras, son las que deberían inspirar a la didáctica de la información. Sabemos que esta sociedad demanda fundamentalmente un pensamiento crítico y creativo. Por lo cual, teniendo en cuenta lo anterior, es un desafío y un compromiso didáctico encontrar estrategias que posibiliten desarrollar criterios claros y precisos para validar la información, analizarla, jerarquizarla, organizarla y transferirla de manera innovadora como conocimiento tanto individual como colectivo.
    Como siempre gracias por invitarnos a pensar.

    • Sebastián

      Concuerdo contigo Gabriela,empezando por definir y creer realmente en una sociedad de información. Pero me parece que tenemos que humanizar esta sociedad contante…

  • Pingback: DIDÁCTICA DE LA INFORMACIÓN | INE...()

  • Pingback: DIDÁCTICA DE LA INFORMACIÓN | E-L...()