Hace unos meses reflexionamos sobre La competencia digital docente. Un título que nos servía para para tratar el tema que nos ocupa. Allí hablábamos de los marcos del INTEF (2013 y enero de 2017). Y citaba al Parlamento y Consejo europeos que señalaba:

«La Competencia digital implica el uso crítico y seguro de las Tecnologías de la Sociedad de la Información para el trabajo, el tiempo libre y la comunicación. Apoyándose en habilidades TIC básicas: uso de ordenadores para recuperar, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información, y para comunicar y participar en redes de colaboración a través de internet (European Parliament and the Council, 2006)».

Pues bien, recientemente la Oficina de Publicaciones de la Unión Europea ha publicado el marco europeo para la competencia digital de los educadores, cuyos autores son Christine Redeker e Yves Punie:

European Framework for the Digital Competence of Educators: DigCompEdu

El abstract de esta publicación señala lo siguiente:

«A medida que las profesiones docentes enfrentan demandas que cambian rápidamente, los educadores requieren un conjunto de competencias cada vez más amplio y más sofisticado que antes. En particular, la ubicuidad de los dispositivos digitales y el deber de ayudar a los estudiantes a ser digitalmente competentes requiere que los educadores desarrollen su propia competencia digital.

A nivel internacional y nacional, se han desarrollado varios marcos, herramientas de autoevaluación y programas de capacitación para describir las facetas de la competencia digital para educadores y ayudarlos a evaluar su competencia, identificar sus necesidades de capacitación y ofrecer capacitación específica.

Analizando y agrupando estos instrumentos, este informe presenta un Marco Europeo común para la Competencia Digital de los Educadores (DigCompEdu).

DigCompEdu es un marco de referencia científicamente sólido que ayuda a orientar las políticas y puede adaptarse directamente para implementar herramientas regionales y nacionales y programas de capacitación. Además, proporciona un lenguaje común y un enfoque que ayudará al diálogo y al intercambio de mejores prácticas a través de las fronteras.

El marco DigCompEdu está dirigido a educadores en todos los niveles de la educación, desde la primera infancia hasta la educación superior y de adultos, incluida la formación general y profesional, la educación especial y los contextos de aprendizaje no formal.

Su objetivo es proporcionar un marco de referencia general para los desarrolladores de modelos de competencia digital, es decir, los Estados miembros, los gobiernos regionales, las agencias nacionales y regionales pertinentes, las propias organizaciones educativas y los proveedores de formación profesional públicos o privados».

En consonancia con esta tendencia y necesidad, en nuestro grupo de investigación sobre Flipped Learning en la formación online de maestros y profesores, de la Facultad de Educación en UNIR, hemos desarrollado un cuestionario para la evaluación de la competencia digital docente (acomodado al marco del INTEF, 2017), que se publicará en el próximo número de la Revista Española de Pedagogía, y que –hasta donde conocemos– es el único instrumento de estas características formalmente validado en España, hasta el momento.

Nuestro propósito es que sirva para ayudar a los responsables educativos, directores, profesores, a conocer el estado de su competencia digital y proceder en consecuencia.

Una buena fuente de información es el imponente trabajo que desarrolla el INTEF sobre este particular y el establecimiento del portfolio digital docente, con quienes colaboramos modestamente en esta tarea.

Os incluyo el documento DIgCompEdu y os animo a leerlo; más bien diría que es de lectura obligada para los educadores en general y para los que tienen alguna responsabilidad educativa en particular.

Me temo que se cumple lo que ya señalé en otras ocasiones y es que ser profesor hoy exige más que lo que suponía serlo en décadas precedentes. Ya no basta con dominar una materia, primero y principal, es preciso mucho más. Y los directores no deberían olvidar que, tal como señalaba uno de los informes Mckinsey, deben ser instructional leaders.

Compartir
POST ANTERIORSONRÍE, TE ESTÁN PUNTUANDO
SIGUIENTE POSTCULTURA VISUAL Y ARTÍSTICA EN LA TRANSFORMACIÓN DE LA EDUCACIÓN
Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR desde septiembre de 2015, soy Catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y Doctor en Ciencias de la Educación y Ciencias Biológicas. Past-President del European Council for High Ability (2000-2004) y miembro del National Advisory Board del Center for Talented Youth (CTY) de la Universidad Johns Hopkins (2003-2011). Fundé y dirigí el centro para la atención educativa de alumnos de alta capacidad CTY España, International Charter Member del CTY de la Universidad Johns Hopkins (2001-2011). He sido profesor de la Universidad de Navarra durante 36 años (1979-2015). Mi carrera investigadora en el desarrollo del talento académico en jóvenes de alta capacidad me ha llevado a ser Consultant Editor de algunas de las revistas extranjeras más prestigiosas de este ámbito entre las que destacan: High Ability Studies, Education Today, Talent Development and Excellence, Sobredotaçao, Gifted and Talented International, Abilities and giftedness; así como de algunas de las españolas más reconocidas como la Revista Española de Pedagogía, Estudios sobre Educación, RELIEVE, Bordón, Educación XXI o Revista de Educación. Soy miembro de Sociedades Científicas como: International Association for Talent Development and Excellence European Council for High Ability World Council for Gifted and Talented Children National Association for Gifted Children (EE.UU) Sociedad Española de Pedagogía He publicado más de 150 trabajos de investigación en revistas españolas y extranjeras y soy autor y coautor de 30 libros y capítulos de libros, varios de ellos dedicados a la alta capacidad y el desarrollo del talento, así como a la evaluación de Sistemas Educativos.