Cómo tributan las criptomonedas

/

Todavía no se ha diseñado una normativa específica acerca de las monedas virtuales en nuestro país. Sin embargo, no puedes alegar tu desconocimiento acerca de cómo tributan las criptomonedas. No te servirá de cara a evitar sanciones por los fallos y las omisiones en las declaraciones de los distintos impuestos.

A continuación, te contamos las claves acerca de la tributación de las criptodivisas que establece la AEAT. Es una información enteramente complementaria a la relativa al Bitcoin precio. Presta atención.

tributan las criptomonedas

¿Cómo tributan las criptomonedas en la declaración de la renta?

En primer lugar, tenemos que distinguir la fiscalidad de quienes crean criptoactivos y los que invierten en ellos. Se trata de dos actividades diferentes.

Por una parte, la minería con criptomonedas tributa como rendimientos de actividades económicas. Dichos rendimientos, en función de una escala nacional, tributan entre el 18 y el 45 %.

Por otra parte, las inversiones tributan con base en las ganancias o pérdidas patrimoniales que se ocasionan.  Toma nota de los tipos que se aplican.

  • Hasta 6.000 euros: 19 %.
  • Entre 6.000 y 50.000 euros: 21 %.
  • Entre 50.000 y 200.000 euros: 23 %.
  • Más de 200.000 euros: 26 %.

¿Cómo tributan las criptomonedas en el resto de impuestos?

Aparte de conocer cómo tienes que declarar tus criptodivisas en el IRPF, debes informarte acerca de la fiscalidad de otras operaciones con ellas. En las siguientes líneas, te explicamos el resto de obligaciones tributarias respecto a estas divisas virtuales.

Impuesto sobre el Valor Añadido

Es importante que retengas la exención del IVA a las criptomonedas. Si entregas o recibes estas criptodivisas, no vas a tener que declarar ni abonar este impuesto. Y es que el IVA solo opera en las transacciones de bienes y servicios. Eso sí, el staking no está exento de IVA. De hecho, tributa con un tipo del 21 %.

Impuesto de Sociedades

Puede darse el caso de que una de estas operaciones la lleve a cabo una persona jurídica y no una física. Nos referimos, por ejemplo, a una SA o una SL. Acuérdate de que estos supuestos se encuadran en el marco del Impuesto de Sociedades. Por consiguiente, el tipo que se les impone es uno fijo del 25 %.

Impuesto de Patrimonio

Es posible que atesores criptoactivos y no realices operaciones con ellos. Si esta situación se prolonga durante un año fiscal, tendrás que dar cuenta de ella mediante el Impuesto de Patrimonio. Eso sí, solo en los casos en los que la base imponible supere los 700.000 euros.

Asimismo, si eres residente fiscal en nuestro país, tienes otra obligación de declarar las criptomonedas en este impuesto. Es lo que sucede cuando sus derechos o bienes rebasen los 2.000.000 de euros.

No te olvides, por último, de que este tributo compete actualmente a las comunidades autónomas. Por lo tanto, las bonificaciones y las limitaciones dependen de en qué comunidad autónoma residas.

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

¿Qué ocurre con las criptodivisas transmitidas? No solo tienen que figurar en la declaración de la renta. También deben aparecer en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Se trata del tributo que se aplica, respectivamente, a las herencias y los regalos.

Pero ¿cuál es el tipo impositivo que afecta a estas operaciones? Se enmarca entre el 7,65 y el 34 %. Y esta oscilación tan significativa depende, como en el impuesto anterior, de la comunidad autónoma de residencia.

Impuesto sobre Actividades Económicas

¿Te dedicas a comprar y vender criptoactivos desde tu propia plataforma? Si es así, estás protagonizando una actividad empresarial. Así que tendrás que legalizarla mediante tu inscripción en el registro del IAE.

En definitiva, ahora ya sabes cómo tributan las criptomonedas. El siguiente paso es realizar correctamente su liquidación en los correspondientes impuestos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)