A partir de agosto de 2016, en la enseñanza pública finlandesa, no será obligatorio aprender la caligrafía cursiva. Esta noticia tuvo un eco mediático importante. En muchos casos se entendió como una transición de la escritura manual a la de teclado. También como la evidencia de la obsolescencia de la escritura de trazo. Sin embargo, se trata, simplemente, de la no obligatoriedad de la enseñanza de un tipo de escritura manual.

Mientras en Finlandia se toman estas decisiones, en Estados Unidos de América, podríamos decir que la deriva es casi la contraria. Entre julio de 2012 y junio de 2014, varios estados han implementado, en su legislación, la escritura manual y, en varios casos, la caligrafía cursiva.

Esta tendencia a recuperar métodos tradicionales de escritura viene espoleada por un informe, llamado Handwriting on the 21th century? (i.e.: ‘¿Escritura manuscrita en el 21 siglo XXI?’) Este informe fue presentado en una cumbre educacional en Estados Unidos, en verano de 2012.

Por lo que se extrae de este estudio, la escritura manual, tiene un doble beneficio: por un lado, funciona como soporte de las habilidades propias de la alfabetización (escritura, lectura y lenguaje oral), y también se ha demostrado su impacto en los procesos neuronales. De ordinario, las personas más acostumbradas a escribir a mano presentan un funcionamiento cerebral más eficiente. Además, su aprendizaje resulta fundamental a la hora de reforzar los procesos motores que derivan del ejercicio de la escritura (respuesta sensorio-motriz).

Este informe concluye que el uso de la escritura manual incrementa el potencial de los estudiantes para el éxito académico y profesional. Resulta ser una herramienta de apoyo al desarrollo cognitivo y mejora la habilidad de transformar las ideas en lenguaje escrito. En ningún momento minusvalora la importancia de la escritura a través de un teclado, pero sí indica que no debería ser una alternativa.

Dentro del debate sobre la importancia, o no, de la  escritura a mano, sería importante diferenciar entre el USO general de la escritura manuscrita, y su ENSEÑANZA y utilización durante el período académico. La escritura con teclado es, obviamente, muy útil para transmitir información a través de soportes electrónicos. Sin embargo, adolece de los beneficios para el desarrollo cognitivo, motor y alfabético de los alumnos.

  • santicpo

    Muchos profesores lo tenemos claro. Pero los hay que se empeñan en que se haga todo a través de las tabletas. Para mí es un grave error. No es todo o nada. Habría que compaginar USO de la escritura manual con las TIC.

  • Josep Maria Turuguet Salgado

    ¿Y recuperar la caligrafía como arte? Como los chinos o los japoneses. O la escritura del diario personal y secreto.

    • Rubén Moreno

      No lo descartaría.