En nuestro mundo saturado de información, lo que se ha denominado la infoxicación es uno de los problemas que todo sujeto deberá resolver en el trabajo o en su vida personal. En ese flujo continuo y fragmentado que es la Red, ¿cómo identificar la información que necesito? ¿cómo asegurarme que es válida y relevante para el problema que quiero resolver? Educativamente significa que buscar debe ser una de las habilidades principales en el alumno del s. XXI.
Nuestra propuesta  de navegación inteligente quiere ser una respuesta a este problema que llega en la sociedad informacional. Avanzamos nuestra solución: una educación de la búsqueda. Buscar es una habilidad más importante en el s.XXI que sumar o multiplicar. Un alumno que sabe buscar está controlando la información que necesita. Hay varias didácticas genéricas que afrontan este reto: el BIG6 y otras.Nuestra crítica hacia ellas es que no dan pautas concretas para esa habilidad que debe ser desarrollada. Enunciar una secuencia no es resolver esa secuencia, de ahí que esas propuestas no tengan rendimiento en nuestra experiencia de aula.
Nuestra didáctica de navegación inteligente da las pautas concretas para que esa habilidad se desarrolle desde cualquier materia: una educación de buscar información es una educación de control de la información. Hay pautas concretas que todos podemos aprender para que nuestra búsqueda sea eficaz y relevante.