Buscando a Mary es una adaptación del musical Mary Poppins, en el que el alumnado tiene la oportunidad de hacer un recorrido artístico y cultural por diferentes rincones de la capital de Tenerife, con la música y el teatro como hilo conductor. Este proyecto nació de un trabajo piloto titulado «El rey león» del que se obtuvo muy buenos resultados, no solo desde el área de artística, también desde el área de Lengua y literatura.

Mi compañera Luly, jefa de estudios y profesora de Lengua Castellana y Literatura, y yo profesora de educación artística, fuimos las encargadas de llevarlo a cabo en el centro CEIP Almácigo. Este proyecto fue una herramienta educativa con nuestro alumnado; tanto en el ámbito académico, como en el ámbito social, emocional, de esfuerzo y dedicación, fomentando así una convivencia positiva en el Centro.

El musical ha sido una experiencia única en el Colegio y se representó en el teatro de Guía de Isora, donde las familias y vecinos pudieron disfrutar del trabajo del alumnado. Fueron nueve meses de trabajo duro. Yo, como especialista de Educación musical, preparé las coreografías, la escenografía y adapté el guión para que cada escena fuese contextualizada y representase la realidad familiar, social y cultural de Tenerife. Mi compañera Luly desde el área de Lengua trabajó la dramatización, gestos y diálogos.

TEA

Espacio de las Artes

La trama es muy divertida. La primera escena presenta a una familia en el comienzo de las vacaciones veraniegas con dos hijos que no saben qué hacer con ellos, porque los padres trabajan y la abuela no quiere saber nada, puesto que ella también tiene derecho a sus vacaciones.

En el escenario se buscan soluciones para el cuidado de los menores y se contrata a una maestra en paro. En las siguientes escenas la niñera encontrará la manera de concienciar de la importancia de respetar y conservar el patrimonio cultural con un paseo por el TEA Tenerife Espacio de las Artes, de mano de uno de los pintores canarios más joven y contemporáneo, Pedro Paricio, quien quedó impresionado por la forma de mostrar su obra desde el escenario de un teatro y, sobre todo, a través de la danza.

Cabildo de Tenerife

Además, gracias al artista, fuimos invitados por el Cabildo de Tenerife a asistir como ponentes en el Festival Índice para exponer nuestro proyecto como una buena práctica docente. En otra escena se trabajó con el alumnado, a través de la elaboración de una línea del tiempo, la época de la piratería en Canarias y se representó un paseo por las Graciosa de manos de unos piratas muy simpáticos, Membrillo y Galeón.

Con ello, pudieron aprender la Ruta de los castillos, el Cañón Tigre y saber cómo era la vida de los piratas y corsarios. Cada una de las escenas eran interpretadas mediante piezas vocales, instrumentales y con coreografías inventadas, previo análisis de la obra musical: formas de las piezas, cualidades del sonido, velocidad, tempo, autores e intérpretes.

El alumnado disfrutó muchísimo de cada una de las coreografías, donde yo, como directora artística, coordinaba y daba forma a cada una de las ideas de los alumnos. Cada día venían con inquietudes referentes al mundo del espectáculo. Querían conocer todos los profesionales que hay dedicados a él: maquilladores, músicos, actores, bailarines, cantantes, técnicos, etcétera. Esta inquietud por descubrir más hizo que valorasen cada una de estas profesiones y muchos viesen una oportunidad de futuro.

Para la elaboración del decorado se utilizó materiales reciclados, pues la solidaridad con el medio ambiente es uno de los objetivos de este proyecto. Era impresionante ver cómo los niños y niñas iban cargados al colegio de cartones, botellas, papel reciclado, corchos, telares, ropa usada; todo valía para hacer estructuras y construir obras tridimensionales, decorando el escenario con figuras geométricas para así ensalzar la obra de Pedro Paricio.

Fue tal nuestro interés y esfuerzo en mostrar la obra del pintor que este dejó sus compromisos en Londres para hacer una visita por sorpresa al teatro y ver el último ensayo. Los alumnos se quedaron alucinados y aprovecharon el guión para hacerle una entrevista de la que sacaron una valiosa conclusión: la esencia del artista pervivía en cada una de sus obras, aunque evolucionase con el tiempo.

Para llevar a cabo un musical el trabajo cooperativo es fundamental y fue muy enriquecedor ver cómo el alumnado se implicó, cooperó en la planificación y en la organización del proceso creativo, organizándose en grupo y, lo más importante:

Respetando las aportaciones de los demás, ya que era un aspecto trabajado en otras situaciones de aprendizaje en el colegio.

Este proyecto impulsó la relación entre la comunidad educativa, proporcionando pautas que permitían la confrontación y modificación de puntos de vista, la coordinación de intereses, la toma de decisiones colectivas, la organización de grupos de trabajo y la superación de los conflictos mediante el diálogo, superando cualquier forma de discriminación fomentando la convivencia positiva.

Esta bonita experiencia musical no hubiese sido posible sin la pasión por el teatro de mi compañera, quien supo sacar lo mejor de cada personaje adaptando el guión a la modalidad canaria de la lengua, uso del léxico y expresiones canarias, e impregnando cada escena de un toque de humor.

En lo que se refiere a la evaluación de los alumnos y alumnas, se elaboraron unas rúbricas a partir de los criterios de evaluación de cada una de las áreas implicadas, tales como la dramatización, la expresión corporal con las coreografías, la interpretación musical y análisis de la obra con las partituras, la historia a través de una línea del tiempo, la expresión escrita con la elaboración de una carta y el guión de presentación, el cálculo de áreas a través del tangram y figuras geométricas, diseño en 3D de la escenografía, entre otros.

En síntesis, hemos querido con la realización de este musical que los alumnos trabajen en grupo, que convivan de forma positiva, que aprecien el teatro y el género musical, que se acerquen al mundo del arte y de la historia y, sobre todo, reivindicar la presencia de las:

Artes escénicas y plásticas en la escuela pública

para un mayor desarrollo integral del alumnado

Compartir
POST ANTERIORBAILA
SIGUIENTE POSTPROTEJAMOS LA CULTURA DE NUESTRAS ORGANIZACIONES DE NUESTRO EGO

Pofesora de Educación Musical en el CEIP Palo Blanco, Los Realejos. En 2007 empezó a trabajar para la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, en distintos centros de enseñanza de las islas. Ha sido profesora en CEIP Almácigo entre 2013 y 2016, donde llevó a cabo dos proyectos musicales con alumnos de 6º de Primaria, El Rey León y Buscando a Mery, participando con este último como ponente, dentro del ámbito de las buenas prácticas docentes, en el Festival de Lectura y Escritura ÍNDICE 2016, desarrollado y promovido por el Cabildo de Tenerife. Diplomada en Educación Musical por la Universidad de Almería, en 2001.