El realismo educativo que desarollamos desde INED21, implica la posibilidad desde los recursos actuales de medidas de mejora educativa. Te proponemos una: los bancos de creatividad que podrían establecerse en cada centro educativo.

Se clasificarían todos los trabajos de alumnos, docentes e iniciativas de los centros educativos por las competencias que vertebran el currículum, haciendo explícita la creatividad lingüística, matemática, social y ciudadana…que todos podemos desarrollar.

¿Qué criterios debe tener un trabajo para llamarlo creativo? Proponemos tres: algo creativo soluciona un problema; esta solución debe ser novedosa, no repitiendo ninguna anterior; la creatividad, desde la investigación psicológica, reune algunas de estas características: originalidad, elaboración, fluidez, flexibilidad, redefinición, abstracción o síntesis.

Iniciativas que se pueden hacer…¿alguien se atreve? Nos encantaría, desde INED21, que nos fueras informando de cada una de ellas. Aquí te esperamos y aquí contaremos tu experiencia.