Se perciben movimientos entre las personas implicadas, de un modo u otro, en la atención de los alumnos con alta capacidad en España, particularmente familias. Desde luego, que haya 45 asociaciones, quizá alguna más, en relación con las que había cuando yo empecé a estudiar este ámbito en 1993, es un logro indudable.

No hace demasiadas fechas  se elaboró un manifiesto que muchas asociaciones y profesionales firmaron, luego otros se retractaron (¡muy español!) por razones varias que no juzgo, solo constato.

Hace algo más de un mes que la primera promoción de alumnos del Experto en Altas Capacidades y Desarrollo de el Talento que dirijo en UNIR, se han puesto manos a la obra y han organizado unas sesiones en Twitter () los jueves a las 21.30, que son un modelo a seguir y que me llenan de orgullo, entre otras razones porque más que hacer reivindicaciones vacuas se están ocupando de ofrecer investigación y recursos que fundamentan lo que dicen en los estudios más solventes.

Ello es un motivo de satisfacción y un modelo de buen hacer, pues sus sesiones las ilustran con gráficos, diagramas, vídeos. Todo un conjunto de materiales que son el resultado de su estudio y preparación previa y se escapan de la queja estéril o la opinión gratuita, a la que estamos tan acostumbrados en el ámbito educativo. Ya me refería a ellos en esta entrada de mi blog: De la formación a la Acción. Actualmente, estamos invitando a nuestros alumnos de la segunda promoción de este Experto que ahora acaban, para que se unan a ellos (#UNIRAACC).

Otro grupo de padres, de diversas asociaciones, han empezado otra iniciativa, los martes en Twitter también que se alberga bajo el paraguas de la etiqueta #enhorarioescolar.

Una vieja reivindicación de la que vengo hablando desde hace años y que tiene pleno sentido. Pues, lo que no lo tiene, es hacer inservibles interminables jornadas en la escuela para luego seguir prolongando las actividades fuera de ella.

No me referiré a las docenas de jornadas que se celebran a lo largo y ancho del país, organizadas por colectivos profesionales muy diversos, pero solo juzgando por el número de las que cuentan con mi presencia, me imagino cual será el total de las que se organizan.

Hay un pero a todo esto: la falta de unidad, una cierta rivalidad, quizá un afán de protagonismo entre los grupos, lo que resta fuerza al conjunto. Una vez más, no caeré en la trampa de juzgar aquí lo que está bien o mal; quién tiene razón y quién no, este no es mi cometido ni mi competencia. Simplemente hago un llamamiento sobre este asunto, cosa que creo que me he ganado con creces, que es como una vía de agua en la nave, una fisura en el edificio, que quita solidez al conjunto y da argumentos a los que se oponen activa o pasivamente a atender a los niños más capaces.

Quiero aportar ahora, para terminar, una contribución positiva más, que se debe a las personas que han organizado el Seminario Práctico de la Fundación Talentum en Asturias (Gijón) los pasados 3-4 de Mayo (“Trabajar el talento en educación”).

Unas jornadas en las que tuve ocasión de participar con otros profesionales y que han producido unas conclusiones que ahora comparto con vosotros, después de obtener el permiso correspondiente de la Fundación. Me parece que sería bueno difundirlas y hacerlas llegar a muchas mesas de trabajo de los responsables de la Administración, luego a los directores de los colegios y escuelas (principales responsable de poner en marcha a lo profesores de sus centros) y, finalmente, a los profesores.

Aquí va. Estudiadlas con calma, si os parece oportuno. A mí me parece que tienen un gran valor.

Compartir
POST ANTERIORPRESENTE ESTANCADO
SIGUIENTE POST¿QUÉ HAY DETRÁS DE LAS NOTAS?
Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR desde septiembre de 2015, soy Catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y Doctor en Ciencias de la Educación y Ciencias Biológicas. Past-President del European Council for High Ability (2000-2004) y miembro del National Advisory Board del Center for Talented Youth (CTY) de la Universidad Johns Hopkins (2003-2011). Fundé y dirigí el centro para la atención educativa de alumnos de alta capacidad CTY España, International Charter Member del CTY de la Universidad Johns Hopkins (2001-2011). He sido profesor de la Universidad de Navarra durante 36 años (1979-2015). Mi carrera investigadora en el desarrollo del talento académico en jóvenes de alta capacidad me ha llevado a ser Consultant Editor de algunas de las revistas extranjeras más prestigiosas de este ámbito entre las que destacan: High Ability Studies, Education Today, Talent Development and Excellence, Sobredotaçao, Gifted and Talented International, Abilities and giftedness; así como de algunas de las españolas más reconocidas como la Revista Española de Pedagogía, Estudios sobre Educación, RELIEVE, Bordón, Educación XXI o Revista de Educación. Soy miembro de Sociedades Científicas como: International Association for Talent Development and Excellence European Council for High Ability World Council for Gifted and Talented Children National Association for Gifted Children (EE.UU) Sociedad Española de Pedagogía He publicado más de 150 trabajos de investigación en revistas españolas y extranjeras y soy autor y coautor de 30 libros y capítulos de libros, varios de ellos dedicados a la alta capacidad y el desarrollo del talento, así como a la evaluación de Sistemas Educativos.