Contar la actualidad con humor como fórmula de éxito televisivo

/

¿Recuerda ver El informal a la hora de cenar, Sé lo que hicisteis… después de comer o Caiga quien caiga los domingos? Son diferentes entre sí, en contenidos, franjas de emisión… pero tienen en común una forma de contar las noticias buscando la risa.

El “periodismo de humor”, generado desde los infoshows dentro el macrogénero del infoentretenimiento, es una adscripción que destaca por sus componentes periodísticos. Bien en monólogos de minutos, debates o protagonizando toda la emisión, sirve para enfatizar el rigor y el contraste de fuentes que, en ellos, ejecutan los periodistas, mano a mano con los guionistas.

Este término, iniciado por el humorista y escritor Evaristo Acevedo, aglutina la libertad creativa que da tener licencia para satirizar (el animus iocandi) y la voluntad de tratar los hitos informativos que marcan a la sociedad. En sus contenidos la actualidad está presente, acuden al periodismo para reflexionar sobre las noticias “mediante un lenguaje ingenioso, cómico, provocador, irónico, satírico o sarcástico”. Y, por ello, consiguen mayor interés, más atención y favorecen el recuerdo en un público informado (Valhondo, 2011).

¿Se puede informar desde el humor?

El periodismo de humor sostiene que la combinación entre información y humor es posible. Pretende dotar de importancia a los profesionales y los formatos que nos informan provocando, a la vez, la risa. Es capaz de ejercer el contrapoder con humor, de afrontar la dureza informativa provocando la hilaridad, sin dejar de lado criterios periodísticos –como la noticiabilidad, la documentación y el contraste de fuentes–.

Tal y como se desgrana la tesis doctoral Periodismo de humor en televisión: análisis histórico, fórmulas y estructuras de formatos de éxito (1990-2015), Caiga quien caiga, por ejemplo, comenzaba con un resumen de prensa que efectuaban cinco redactores, junto al jefe de redacción, y que se distribuía al equipo de guion. La información marcaba el inicio del ritmo del espacio. Este cometido se replicaba en Crónicas marcianas: “Nos citábamos a las nueve de la mañana, los cuatro guionistas, veíamos todas las noticias del día, seleccionábamos las que podían tener más interés periodísticamente y decidíamos qué tratamiento les podíamos dar. Algunas las convertimos en debate, otras en temas de tertulia y otras en gags”, según el periodista del formato Xavier Vidal.

Generalmente, responden a “contenidos batalladores”, temas sociales, como el feminismo y las minorías porque “la base del humor es la defensa de los débiles”, asevera José Miguel Contreras, productor ejecutivo de La Noche… con Fuentes y cía. Por tanto, las noticias tratadas con humor en televisión son un recurso informativo amplio y creativo que consigue altas cifras de audiencia.

Los porcentajes son el resultado más visible del triunfo televisivo y los récords del periodismo de humor se reinventan y adaptan. El late night de humor Crónicas marcianas no dejó de emitirse el 11 de marzo de 2004, tras el ataque terrorista a los trenes en Madrid, y alcanzó un 40 % de audiencia, superando a diferentes informativos generalistas (Gonzalo y Fernández, 2006). Para cubrir la noticia, adaptó su estructura interna (Puig, 2004) con cinco colaboradores, sin público y con conexiones informativas (Gascón-Vera, 2023).

En su reciente reencuentro, el formato recordó cómo se reinventó en unas horas para contar, desde una línea periodística, el asesinato de Ernest Lluch a manos de la banda terrorista ETA.

periodismo de humor
Imagen de la emisión Crónicas marcianas: el reencuentro. Mediaset.

También la guerra de Irak hizo que en La noche… con Fuentes y cía se sucediesen debates políticos con gran repercusión en un momento, los primeros años 2000, en el que los late night movían masas de espectadores mezclando espectáculo, música y monólogos.

Hoy estos espacios nocturnos casi han desaparecido de una programación donde el humor se gesta en el horario de máxima audiencia. El hormiguero y El intermedio nacieron en 2006 y se llevan emitiendo desde hace 18 temporadas, sin interrupción. Ahora mismo comparten grupo de comunicación (Atresmedia) y se nutren de las entrevistas mediáticas como foco de interés.

El hormiguero alcanzó el mejor dato de share de su historia el 28 de junio de 2023 con la visita del líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, que atrajo a un 25,9 % de la audiencia y más de tres millones de espectadores. Por su parte, El intermedio obtuvo el mejor dato de la cadena, laSexta, en la temporada 2022-2023 (11.9 % de la audiencia) con la entrevista en plató a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español.

periodismo de humor en television
Entrevista de Alberto Núñez Feijóo con Pablo Motos en ‘El Hormiguero’ Atresmedia.

Precisamente por ser uno de los contenidos más consumidos, genera un gran debate en la sociedad. Por un lado, nutre a su propia cadena, mientras que, por otro, es fuente de información para otros medios. Un ejemplo reciente es el revuelo mediático surgido por el fichaje de La Resistencia por RTVE, que ha llegado hasta el debate político en el Congreso de los Diputados. El periodismo de humor suscita un gran interés.

actualidad con humor
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en El intermedio. Formulatv.

¿Cuál es la fórmula del éxito?

Tras recopilar qué ha hecho reír a la sociedad española a lo largo de estas últimas décadas y del estudio de los programas informativos de humor de mayor éxito, las palabras de sus artífices y sus emisiones con más audiencia resultan varias características comunes.

Entre ellas se encuentra el hecho de que ocupan varias horas en antena en una franja horaria idónea que anime la participación de los seguidores. Los contenidos alternan reportajes cómicos e inquisitivos, entrevistas potentes y colaboradores con personalidad y personajes propios. Además, los programas se plantean en escenografías reconocibles y todos los elementos, desde el atrezo hasta la realización, están al servicio de lo que ocurre.


También puede ser de tu interés:

Humor y educación: Unidos por la Risa


Además, se precisa una cadena que sostenga el programa. Este ha sido, normalmente, creado por una productora especializada, que conecta a profesionales que se han bregado ya en anteriores proyectos. Para conseguirlo, ellos mismos apuntan la necesidad de contar con libertad de creación, tener un presupuesto estable y trabajar en un contexto que favorezca la utilización del humor para explicar la actualidad.

El formato funciona, también, gracias al liderazgo de un presentador con personalidad, que llega a dirigir y servir de imagen de marca que logra premios nacionales e internacionales. No hay que olvidar la suerte, un factor también importante.

programas de humor en television
Pilar Rubio, Patricia Conde y Ángel Martín en el plató de «Sé lo que hicisteis…». Globomedia.

Por tanto, la televisión está felizmente condenada a experimentar, a trazar nuevas oportunidades sobre fórmulas ya probadas en triunfos pasados. No parece que falte futuro, quizá en nuevas pantallas o las más clásicas, para espacios que permanezcan en el recuerdo de los espectadores. Todo porque el humor es una herramienta ingeniosa con la que abordar los problemas sociales, una exitosa fórmula de evasión que busca trasladar al público, gracias a la risa, la actualidad periodística. ¡Larga vida al humor en televisión!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)