ABRAZOS Y FELICIDAD

Los abrazos  generan estímulos en el cuerpo que tienen un efecto similar al que provocan algunas drogas. Aunque parezca trivial, el contacto físico entre las personas mejora la comunicación, el nivel de bienestar y facilita transmitir emociones.

Los abrazos son importantes en nuestra vida…

más de lo que suponemos

EFECTOS DE UN ABRAZO

Los estudios científicos que han analizado qué impacto nos produce un abrazo, han demostrado efectos como estos:

Estimulan la oxitocina

La oxitocina es un neurotransmisor que actúa en el sistema límbico, el centro emocional del cerebro, fomentando sentimientos de contento, reduciendo la ansiedad y el estrés. El psicólogo Matt Hertenstein de la Universidad de DePauw señala que «la oxitocina es un neuropéptido, que básicamente promueve los sentimientos de devoción, confianza y unión. Cuando abrazamos a alguien, la oxitocina se libera en nuestros cuerpos hacia la glándula pituitaria, bajando nuestros ritmos cardíacos y nuestros niveles de cortisol». El cortisol es la hormona responsable del estrés, niveles altos de presión y enfermedades cardíacas.

Estimulan la serotonina

La serotonina fluye cuando te sientes significativo, cuando sientes que importas a alguien. La soledad y la depresión aparecen cuando nuestro cuerpo no genera serotonina.

Abrazar a alguien libera endorfina y serotonina hacia las arterias sanguíneas disminuyendo las probabilidades de problemas cardíacos, generando bienestar y ayudando a prolongar la vida. Abrazar por un tiempo prolongado aumenta los niveles de serototina, mejorando el humor y desarrollando una sensación de felicidad.

Los bebés que reciben más abrazos

son adultos menos estresados

Abraza a tus hij@s mientras son bebés, todo son ventajas. Un estudio de la Universidad de Emory en ratas descubrió el vínculo entre el tacto y la liberación de estrés, particularmente en las primeras etapas de la vida. El estudio concluye que el cariño que se da a las crías influye en su desarrollo y en su tendencia a los estados de estrés.

Y podríamos seguir… porque los efectos beneficiosos de los abrazos son muchos. Abrazar ayuda al sistema inmune, cura la depresión, reduce el estrés y genera bienestar. Es vigorizante, rejuvenecedor y no tiene efectos secundarios.  Los abrazos son prácticamente perfectos…

Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir,

ocho para mantenernos

y 12 para crecer

Virginia Satir – psicoterapeuta

Por circunstancias de la vida, desde hace unas semanas dispongo de más tiempo para mí… poder moverme sin estar pendiente siempre del reloj, de la hora en que tengo que recoger a alguien,…  Una nueva experiencia para mí, a la que me resistía, y que, sin embargo, me ha descubierto que tener tiempo para ti es algo positivo, saludable y necesario. Porque cuando tienes algo de tiempo para ti puedes hacer un poco más de vida social y disfrutar de buenos ratos con amig@s.

Salir de copas es mucho mejor con amigos a quiénes les gusta la música, y disfrutar con el reto de adivinar qué canción suena… y es que la vida sin música sería un error.  Los días de trabajo en Barcelona son mejores si los puedes terminar sin prisa por volver a casa volando… y puedes quedar con una amiga en una terracita a última hora de la tarde a tomar algo y sentir uno de esos abrazos mágicos que te hacen sentir en el cielo y desear poder volver a quedar con ella pronto.

Recuperar el contacto con un amigo ex colega tampoco tiene precio, disfrutar de una comida en sin parar de hablar y reír, es sensacional. O si después de una reunión en Madrid, puedes comer con calma con una amiga a la que ves poco –otro de esos abrazos maravillosos, de los que te reinician…– y hablar sin parar de proyectos, más proyectos y de amigas a las que echamos de menos.

O terminar una jornada tomando algo con un amigo crack, capaz de darme consejos maravillosos para mi nuevo libro o para mi trabajo de doctorado… Definitivamente, ganar tiempo para mí está resultando mágico. Y disfrutar de amig@s maravillos@s, una fórmula para crecer, para aprender y para sentirme feliz… si, ¿por qué no?

Y es que resulta que l@s amig@s

tienen mucho que ver con nuestra felicidad

¿QUÉ NOS HACE FELICES?

Algunas lecciones de un profesor de Harvard.

Mi semana de abrazos y amig@s me ha hecho recordar uno de los estudios más extensos que se han desarrollado sobre felicidad, un trabajo de la Universidad de Harvard denominado Estudio sobre Desarrollo Adulto*, que arrancó en 1938 haciendo el seguimiento de 700 hombres, acompañando a lo largo de su vida a esos individuos, monitoreando su estado mental, físico y emocional. La investigación continúa todavía con más de mil hombres y mujeres, hijos de los participantes originales. El actual director del estudio, el cuarto desde su inicio, es el psiquiatra estadounidense Robert Waldinger, y explica este trabajo en una de las TEDx más vistas en todo el mundo:

El profesor Waldinger explica en el vídeo la metodología que han seguido en el estudio, así como sus principales conclusiones.

Los resultados sobre qué nos hace felices no tienen mucho que ver con riqueza, fama o trabajo, el mensaje más claro del estudio es que las relaciones de calidad nos hacen más felices y saludables, y destaca tres aspectos fundamentales de las relaciones:

1

Las conexiones sociales nos hacen bien, y la soledad mata. Las personas con más vínculos sociales -familia, amigos, comunidad,…- son más felices, más sanos y viven más años. La soledad resulta tóxica y destaca que una persona puede estar sola entre una multitud o en su matrimonio, por lo que la segunda conclusión del estudio señala que

2

Lo importante no es el número de amigos que tengas, o de si tienes una relación o no… lo importante es la calidad de tus relaciones más cercanas. Vivir en medio del conflicto es realmente perjudicial para la salud, por lo que señala como ejemplo que vivir en un matrimonio conflictivo puede ser mucho peor que un divorcio. Tener relaciones sanas da protección. Cuando quisieron predecir qué personas serían ancianos felices encontraron que el factor predictivo principal no era la salud, el nivel de renta o el colesterol… sino el grado de satisfacción en sus relaciones, las personas más satisfechas en sus relaciones a los 50 años, fueron las más saludables a los 80 años.

3

Las buenas relaciones no solo protegen al cuerpo, sino que protegen también el cerebro y ayudan a mantener una mejor memoria con el paso del tiempo.

El profesor Waldinger termina con una reflexión: si es algo lógico que mantener relaciones de calidad mejora nuestra vida… ¿por qué no lo hacemos? Probablemente porque buscamos fórmulas fáciles e inmediatas para las cosas, y las relaciones son complicadas, y cuidar a la familia o a los amigos puede no parecer glamuroso o atractivo, puede parecer vulgar…

“Se pueden extraer muchas conclusiones de este estudio”, afirma Waldinger, “pero la fundamental, que vemos una y otra vez, es que:

Lo importante para mantenernos felices y saludables

a lo largo de la vida

es la calidad de nuestras relaciones

Robert Waldinger

Por ello, ¿cómo te ves tú?  ¿Cuidas de tus relaciones?  Cuidarlas puede resultar tan simple como pasar más tiempo con personas que con pantallas, como hacer algo nuevo con tu pareja, visitar a un familiar que hace tiempo que no ves o quedar con más frecuencia con tus amigos en vez de dejarte vencer por la pereza.

Disfrutar de la familia y de l@s amig@s es uno de los ingredientes imprescindibles para tener una buena calidad de vida, no es nada nuevo.  Aunque a veces conocemos la teoría pero no la aplicamos. Y lo importante es HACER… siempre. Gracias a tod@s mis amig@s por vuestro tiempo, por los abrazos, por las llamadas telefónicas y los mensajes de los que os preocupáis por mi y por hacerme sentir feliz.

No descuides pasar tiempo con quiénes te importan, acuérdate de no olvidarte de ti y de tus amig@s y, por supuesto, no te olvides de los abrazos… yo voy a seguir aprovechando este tiempo extra para mí para compartirlo con personas maravillosas que la vida me ha puesto cerca, soy una persona muy afortunada…

Se compra

lo que tiene precio,

lo que de verdad

tiene valor…

se conquista

Quiero pensar que en la vida todo pasa…

quiero crecer si estas cerca de mi piel…

quiero volver a vivir toda esa magia…

la que a veces nos abraza y nos hace sentir bien…

 

Quiero llegar a querer con todo el alma…

quiero poder dar de mi lo que no ves…

quiero perder todo el miedo que acompaña…

que bloquea y que me engaña y que no me deja ser…

 

Y cuidaré todo lo que me regalas…

y me dejaré cada día sorprender…

y viviré cada instante con la calma,

gracias Vida por tus armas,

voy a aprender a usarlas bien…

 

Quiero mirar, que pase todo en la mirada…

quiero tocar y ver respuesta de tu piel…

quiero quitar la barrera que separa,

la verdad,  lo que hace falta,

lo que merezco tener…

 

Y cuidaré todo lo que me regalas

y me dejaré cada día sorprender

y viviré cada instante con la calma

gracias Vida por tus armas,

voy a aprender a usarlas bien…

Compartir
POST ANTERIORNUEVO CURSO ESCOLAR, NUEVOS RETOS
SIGUIENTE POSTFORMARSE EN COMPETENCIAS CON TRIC YA ES UNA REALIDAD
Investigadora y divulgadora en Educación e Iniciativa Emprendedora. Compagina la actividad docente en ESADE como colaboradora académica y tutora en asignaturas de Entrepreneurship con su trabajo de investigación de Doctorado sobre Educación e Iniciativa Emprendedora. Ello le permite investigar y adquirir conocimientos en estos ámbitos para colaborar con personas e instituciones a potenciar el espíritu emprendedor a través de cursos, conferencias, artículos y publicaciones Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y MBA por ESADE. Máster en Auditoría y Control de Gestión por la UdL. Máster en Gestión Ambiental por la Universidad de Barcelona. Doctoranda en Economía de la Educación. Convencida de la importancia de promover la iniciativa emprendedora… porque el futuro lo construimos hoy.