Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal.

Una de mis últimas lecturas ha sido: «Ser viejo no es estar muerto» de Francisco Mora.

RESEÑA

«Ser viejo no es estar muerto no es sólo un libro; es también una llamada de atención. Francisco Mora, profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Neurociencia por la Universidad de Oxford, nos invita a reflexionar sobre el envejecimiento, asunto de especial relevancia en las sociedades occidentales actuales, en las que las personas cada vez viven más tiempo sin saber, en ocasiones, para qué. Un asunto que, por su importancia, guarda implicaciones a nivel personal y cotidiano, profesional e intelectual, científico y filosófico e incluso religioso. De su mano, investigar sobre el envejecimiento requiere comprender una de las vertientes fundamentales del ser humano: la emoción, esa energía que mueve el mundo vivo, ese motor que todos llevamos dentro y que nos empuja a seguir vivos».

Casa del Libro

LLAMADA DE ATENCIÓN

No es solo un libro

Es una llamada de atención a la sociedad, un proyecto con perspectivas, para que la ciudadanía piense que los viejos no son estorbos y mantienen vivas sus emociones, por eso hay que tenerlos en cuenta, hay que pensar en ellos en una vida que contemple sus intereses y los siga manteniendo como agentes activos dentro de la sociedad.

Se trata de llevar a cabo unos cambios sociales que lleguen a transformar la estructura social en la que ahora nos relacionamos y nos movemos “Entender esta perspectiva requiere comprender la verdadera naturaleza del envejecimiento humano desde lo que sabemos hoy mirando hacia el futuro”.

REAVIVAR LA EMOCIÓN

La emoción no envejece

Mueve al mundo y no se pierde, según las últimas investigaciones de la Neurociencia. Reavivar la emoción es una nueva cultura de envejecimiento activo y sano.

La esperanza de vida se está alargando, cada vez hay personas que viven más años, por tanto los estilos hay que cuidarlos, hay que tener mejores relaciones humanas, hay que seguir creando culturas dignas para seguir atendiendo a las personas con más edad porque mientras las emociones se vayan alimentando hay vida activa. Un joven puede estar muerto mientras que un viejo puede estar vivo, se trata de conseguir entusiasmar, emocionar, seguir con una curiosidad activa que nos lleve a la atención por aprender, independientemente de la edad que se tenga.

ILUSIÓN

Es un proyecto que ilusiona

Que recomiendo leer no solo a los más entrados en edad sino a los jóvenes porque de ellos dependerá que estos cambios culturales se lleven a cabo. Tener una sociedad donde la experiencia vaya siendo un valor en sí, supone que se tendrá en cuenta otras voces que en estos momentos están muy calladas.

Podemos escucharlo al propio autor, en una entrevista en RNE, hablando sobre el libro. 


N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Ocho reseñas de libros interesantes para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Compartir
POST ANTERIOR¿QUIÉN SOY YO? ¿QUIÉN ERES TÚ? ESA ES LA CUESTIÓN…
SIGUIENTE POSTEL MUNDO ES UN LABORATORIO MUY GRANDE
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.