7 FUENTES COMUNES DE LA FRUSTRACIÓN

La frustración del líder

«Error humano de los más peligrosos es

olvidar aquello que se quiere lograr»

Paul Klee

Últimamente intento ir cambiando de temas siguiendo los artículos o post a partir de las propias experiencias laborales, emocionales, que he ido viviendo hasta fecha de hoy. En el artículos anteriores hablaba sobre personas tóxicas, sobre el Liderazgo y el Síndrome de alta exposición, que muchos están viviendo a día de hoy. Hoy me centraré en hablar en lo que ocurre cuando la persona –en sí misma–, como líder, se puede frustrar.

El otro día mientras leía un gran artículo, en mi opinión  de HBR titulado Mindfulness in the Age of Complexity. Una entrevista a Ellen Langer.

Me puse a recordar cuántas veces nos hemos sentido frustrados a la hora de desempeñar toma de decisiones, liderar un equipo, tanto en el organismo empresarial, en un centro educativo o en la propia vida.

El liderazgo, a menudo, nace de la frustración. El resultado de una profunda insatisfacción de  cómo vemos qué son las cosas y un generamos un deseo ardiente  de promover el cambio.

Sin embargo, en el acto mismo de ir un paso hacia adelante para hacer frente a la fuente de nuestra frustración, nos ponemos a nosotros mismos en contacto con nuevos obstáculos. Mientras que algunas formas de frustración pueden ser canalizadas para bien,  hay momentos en nuestras frustraciones que nos conducen a la distracción y el desaliento.

Cuando te sientes frustrado tu primera respuesta puede ser la de encontrar la fuente del problema fuera de ti mismo, de encontrar a alguien o algo a quien culpar.

Sin embargo, gran parte de la frustración que sientes se puede al atribuir a tus propias expectativas y creencias acerca de lo que te está ocurriendo a ti y a la forma que escogeremos para responder.

Cuando te sientes frustrado tú eres  propenso a tomar malas decisiones y actúas mostrando tu frustración en los demás.

Tú puedes buscar la manera rápida de solucionar las molestias, tus errores que puedes llegar a ser mirando las opciones como si fueras miope y agravar los problemas que estabas tratando de resolver en un primer lugar.

Aprender a reconocer la fuente de tu frustración y combatirla con eficacia te ayudará a despejar tu mente y la emoción,  por lo que tienes el poder para vivir, dirigir y servir con mayor eficacia. La fuerza interior, la adaptabilidad y la consistencia a desarrollar inspiran confianza tanto en ti mismo y al igual que la muestras hacia los demás.

7 fuentes comunes

de frustración

También conocidas como los  7 puntos fatales de «debería hacerlo o debería pasar»:

1

Control

Creencia de que tu debes ser capaz de solucionar y prevenir los problemas de la gente.

2

Conflicto

Expectativa de que todo el mundo debería estar de acuerdo contigo (y entre sí).

3

Comunicación

Expectativa de que todo el mundo debe escuchar y entender tu mensaje

4

Cambios

Creencia de que las cosas deben disminuir la velocidad y volver a la normalidad (sea lo que sea).

5

Crítica

Creencia de que la gente debe recibir de ti y tus ideas.

6

Complejidad

Expectativa que deberías ser capaz de resolverlo.

7

Opciones

Creencia de que las decisiones deben ser fáciles.

Esto no pretende ser una lista exhaustiva, pero espero que te dé una pauta para considerar lo que podría estar sufriendo en este momento o  algo de la frustración que experimentan en su día mucha gente. Yo no me salvo, dado que no soy perfecto, también los he experimentado. De los errores se aprende y más cuando el Ser Humano es el ser vivo capaz de tropezar más de una vez con la misma piedra, hasta llegar a un aprendizaje evolutivo, constante y a la vez produciendo un cambio tanto en sí mismo como en las personas que lo rodean.

Entonces,

¿qué hacer?

¿Qué te propondría de hacer? Desde el punto de vista de cómo voy mirando el día a día.

1

Examina tus «deberes»

Comienza a prestar atención a las situaciones que te frustran y averigua  si son procedentes de las creencias y expectativas que te haces a ti mismo  para estar viviendo, experimentando esto una y otra vez. Hay momentos en que es conveniente que se sienten frustrados, pero más a menudo que no se puede rastrear de nuevo a uno de estos mapas mentales.

2

Re formular la experiencia

Jim Rohn solía decir, «en lugar de tratar de ser una persona fascinada en tu su propia frustración. Tú puedes cambiar tu respuesta emocional al cambiar las palabras que usas para describir la situación. Cuando tú comienzas a sentirte frustrado intenta atraparte a ti mismo y decide para ver la situación de manera diferente, desde otro punto de vista. Tú puedes decidir que tu frustración requiere una acción reflexiva o una nueva perspectiva».

3

Pida retroalimentación

A veces, no somos conscientes de cómo nuestras frustraciones las estamos mostrando a los demás. Esto puede provocar que estés caminando sobre cáscaras de huevo o que te encuentres delante de la retención de información hacia a ti porque han aprendido que ciertas situaciones «empujan tus botones». Es posible que te sorprenda al saber cómo tu comportamiento afecta al equipo. A medida que tratan de mejorar pedirles su opinión sobre su progreso y el tuyo, te puede ayudar a crecer.

4

Aclarar y repetir

La frustración es una reacción natural a un mundo que está desordenado de forma natural, dónde a veces el Kaos, es lo que impera. Tú no tienes  que dejar que tú o tú día te haga estar  controlando en todo momento. Mediante la observación de las situaciones que te frustran, sin miedo, el examen de su origen y a la hora de responder delante de ellas, adecuadamente tú reducirás  el estrés por ti mismo y a los demás, de esta forma  ampliarás su influencia.

Acuérdate de que, si realizamos un cambio, que sea para bien y bien enfocado. Hoy quiero terminar con un vídeo sobre una charla magistral de Jim Rohn.

«Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de haber vivido. Es qué diferencia hemos hecho en la vida de los demás lo que determina el significado de nuestra vida».

 Nelson Mandela

Compartir
POST ANTERIOREMPATÍA Y APRENDIZAJE: POTENCIANDO LAS GANAS DE APRENDER
SIGUIENTE POSTJUEDUCACIÓN-II: DAR EL PASO

Transmisor de confianza, honestidad y transparencia hacia el proveedor-cliente interno y externo, con habilidad para win to win, B2B, experiencia en el campo de responsable y dirección en Compras, Supply Chain MRO, S&OP contratación Servicios Generales. Máster en Marketing, distribución y consumo (Marketing y logística) por la UB. Graduado en Ciencias Empresariales con Comercio Exterior ( Graduado en Empresa Internacional) por la UB.