1

Entre los males que aquejan y ponen en jaque una escuela creativa e innovadora quisiera distinguir especialmente la burocracia. Y la razón es que hay que destinar en exceso tiempo, recursos y energías para honrarla. Sabe de cantidad de latidos, pero nunca sabrá de como vibró cada uno.

2

La burocracia es muy demandante, en su apetito feroz por la formalidad, las estructuras y los memorandos nos involucramos en un estado de permanente movilización hacia su satisfacción. En vez de estar al servicio de (visiones, objetivos, proyectos) logra que estén al servicio de ella.

3

Todo procedimiento burocrático tiende a su repetición indefinida en el tiempo; sin espacio para el toque personal, sin espacio para la improvisación, las consecuencias son nefastas para la creatividad. Y si son nefastas para la creatividad del docente, también lo son para la creatividad del alumno.

4

El niño necesita del ejemplo creativo del docente para sostener en el tiempo el que ya trae desde la naturaleza y acrecentar el que necesita para el futuro (desde una imaginación fantasiosa a una creatividad enfocada). Ya lo dijo Steve Wozniack, co-fundador de Apple: “Colombia debe permitir que las mentes de los jóvenes sean libres y creativas” (donde dice Colombia léase también España, Argentina, Chile, México o cualquier otro país)

5

La gestión del tiempo del docente debe leerse de manera unívoca como eliminación de burocracias. Ello no garantiza un camino hacia la creatividad pero su práctica excesiva garantiza un camino hacia la ausencia de creatividad.

6

La burocracia es un enaltecimiento de procedimientos inflexibles que adormecen la energía y el ritmo que nos proponen estos nuevos tiempos. La burocracia nunca encendió ninguna utopía. Las revoluciones creativas no se hacen llenando por duplicado la burocracia de los formularios. La burocracia hace difícil lo simple. Y además lo hace largo. Por si fuera poco lo hace

7

La burocracia es un ejercicio de control hacia arriba. El docente registra (y se burocratiza) solo para satisfacer el control que ejerce el Director. El Director hacia el Inspector y la cadena de innecesaria satisfacción no se detiene. No deja de ser una cadena del miedo. El camino del control hacia arriba (jerarquías) adormece el camino de la creatividad hacia abajo (alumnos)

14-TIZAS-DE-BUROCRACIA-EDUCATIVA-01-INED21

8

La complejidad (creciente) termina en burocracia (creciente). La respuesta es por su opuesto. La complejidad necesita de la simplicidad para que no aumente innecesariamente más de lo inevitable que aumentará. La burocracia no aporta soluciones pero si agrega tareas.

9

Cuidado todo sistema (burocrático) tiende a autoprotegerse y para ello inventa espacios y personas dedicados a hacer burocracia de la burocracia (burocracia para controlar que la burocracia funcione).

10

La burocracia lleva dentro de sí el germen de la desconfianza. Desconfianza de la tarea del otro (donde todo tiene que registrarse), desconfianza de lo que recibe el otro (donde todo hay que probar que se hizo bien). Sin el espacio para el error, nuevamente la creatividad se ve amenazada.

11

La burocracia quita: 1) Tiempo. 2) Energía. 3) Motivación. Una escuela donde hay más actas que ideas y más papeles que prototipos es una escuela que no entendió hacia dónde va el futuro (que no espera a quienes solo buscan eternizar pasados)

12

La burocracia debe tener el punto justo para que no ahogue ni tampoco sea una anarquía (aunque a veces es necesario que se ahogue para ver el carácter rebelde y también que haya anarquía para encontrar los espacios más libremente imaginativos).

13

Hay sistemas educativos obsesionados por el registro (como el argentino que conozco muy bien), solo falta que se registre hasta el momento donde el alumno pestañea.

14

El tiempo dedicado a la burocracia es inversamente proporcional a la posibilidad de generar creatividad.

Compartir
POST ANTERIOROTRO TÓPICO EDUCATIVO: LA JORNADA CONTINUA
SIGUIENTE POSTMIS FAVORITOS DEL MES
Autor de tres libros de Creatividad & Innovación publicados a toda Latam: IdeasVip, Casos extraordinarios de creatividad e innovación (2008); Gente Positiva, Gente Negativa (2011); El Pensamiento en Montaña Rusa, creatividad en tiempos sin tiempo (2015). Conferencista Internacional de Creatividad e Innovación. En Argentina (Global Entrepreneurship Week, Primeras Jornadas de Creatividad e Innovación UBA, Conferencias Ciclo Menú Emprendedor). En Colombia (Ruta N, Medellín). En México (Universidad Antonio Narro, Coahuila). Asesor y consultor en temas de creatividad e innovación organizacional. Máster en Innovación y desarrollo emprendedor (Universidad de Salamanca, España) Profesor en Educación Física. Integrante del Movimiento Mundial de Metacreatividad. Subsecretario de Innovación de la ciudad de Necochea (2011-2013).