4

UNA DE CADA CUATRO

Una de cada cuatro reclamaciones de los docentes está relacionada con el mal uso de los grupos de Whatsapp en los que participan los padres y madres del alumnado, según el sindicato de profesores ANPE. Es más, las quejas de los profesores ante el servicio de atención al docente del organismo sindical se han duplicado en los últimos dos años.

WHATSAPP INED21

RUMORES

Los rumores sobre la labor del profesional, las críticas sobre su metodología, la constante supervisión de los padres y madres respecto al trabajo del docente o la injerencia de los familiares en el desarrollo de la responsabilidad y autonomía de los alumnos son algunos de los problemas que se achacan a esta reciente forma de interacción entre familia y escuela.

Sin embargo, esta aplicación móvil contribuye en gran medida a la mejora de la educación de los menores, facilitando una comunicación más fluida, actualizada y directa entre los docentes y los progenitores. Por ejemplo, si un niño o niña falta a clase por enfermedad, puede conocer los temas tratados ese día y las tareas mandadas; las familias pueden organizar más fácilmente un evento o actuación; y los profesores pueden informar sobre viajes, cambios de horario o jornadas de puertas abiertas, una actividad indispensable para dar a conocer la oferta educativa del centro y que resultará un éxito gracias a esta completa guía con consejos, elementos, fases y técnicas para captar asistentes al evento.

FUNCIONALIDAD

Pero, ¿hasta dónde llega la funcionalidad del whatsapp en el impulso del proceso educativo y la coordinación y dónde empiezan los desajustes en la relación escuela y familia?

La educación de los menores es un proceso en el que participan tanto los centros formativos como las familias y, no cabe duda, de que los grupos de Whatsapp pueden convertirse en una eficaz herramienta de retroalimentación siempre que sean usados adecuadamente por los centros y las familias.

No se puede demonizar este instrumento de comunicación, ya que sus ventajas y desventajas provienen del uso que se le dé por los centros y los progenitores.

Y antes de que se formen grupos alternativos por los padres y madres, en los que los docentes y el centro carecen de control, es recomendable reflexionar sobre la necesidad de implantación de esta vía de comunicación y su posible inclusión en la planificación estratégica del centro, elaborada por la propia institución o una consultora especializada. Eso sí, estableciendo unas normas de conducta claras.

Los siguientes consejos pueden servir de guía a la hora de gestionar estos grupos y mantener su correcto funcionamiento:

4

CUATRO CONSEJOS

Antes de embarcarse en este proyecto, es importante trasladar la intención de crear un grupo de Whatsapp a los familiares y obtener su consentimiento.

Para tener una buena organización del mismo, es conveniente designar el o los administradores del grupo y quiénes van a formar parte del mismo: ¿solo un padre o madre por alumno? ¿los dos en caso de estar separados?… No se debe dejar fuera a nadie, salvo expresa petición, para evitar conflictos.

Antes de que empiece a funcionar, el docente debe dejar claro cómo será la interacción a través de esta aplicación. ¿Opta por una comunicación unidireccional del centro hacia las familias o bidireccional, permitiendo la participación activa de los progenitores? ¿Qué temas se pueden abordar: avisos, convocatorias, actividades, deberes, etc.? ¿Cuáles son las normas básicas para un uso correcto: no hablar de otros alumnos o familiares, no compartir temas ajenos al grupo; establecer un horario para publicar, usar la vía privada para tratar temas delicados…?

Conforme avance su desarrollo, el docente también debe recordar estas pautas en el mismo momento en el que no sean respetadas por los integrantes del grupo, evitando así que el buen ambiente y uso de la aplicación.

Se trata, en definitiva, de infundir sentido común a los grupos de clase para transformar el Whatsapp en una útil herramienta y concienciar a los padres y madres del verdadero propósito de este canal de comunicación: estrechar los lazos entre el centro y las familias para la mejora de la educación de los hijos.