UNA METÁFORA SOCIOLÓGICA PARA LA EDUCACIÓN ACTUAL: MANUEL CASTELLS

UNA METÁFORA SOCIOLÓGICA PARA LA EDUCACIÓN ACTUAL: MANUEL CASTELLS

Manuel Castells con su trilogía de “La Era de la Información”, propuso a la sociología contemporánea una descripción del impacto de las nuevas tecnologías, que no ha sido superado.  Criticado y matizado, pero referencia para todos aquellos que quieran saber qué mundo se está construyendo delante de nosotros: un clásico. Muchos conceptos de su análisis se introdujeron en nuestro vocabulario habitual: sociedad-red, informacionalismo como paradigma tecnológico…

Hoy quisiera acercarme a su obra desde las consecuencias educativas y filosóficas que ella nos proporciona. Será en “Comunicación y poder”, un desarrollo orgánico de su magna trilogía, donde seguimos leyendo al último y mejor Castells. Antes de empezar, enunciar dos inquietudes que siempre recorren este blog, más o menos veladamente: ¿el discurso educativo está ensimismado con su crisis permanente? ¿cómo se entrelaza el discurso educativo con los demás discursos contemporáneos?

Iniciamos con Z. Bauman y R.Sennett  una serie de  “Una metáfora de…”, donde iremos acercando el discurso educativo y su problemática a otros discursos que, inevitablemente, tienen relación: sociología, psicología, literatura, arte y las últimas aportaciones de las ciencias actuales. Es una triste paradoja que aquellos que venimos de la formación filosófica, nos encontremos que la educación como discurso público y privado, esté relegado de la filosofía actual como objeto de reflexión: la disciplina que nació a través de su problematización. Desde Platón, toda filosofía es una filosofía de la educación, lo sepa o no…

Empecemos con una idea sugerente de Castells: la reformulación del concepto de tiempo y espacio en la sociedad-red. ¿Qué quiere decir y significar el “espacio de flujos”? Se refiere literalmente “a la posibilidad tecnológica y organizativa de practicar la simultaneidad sin contigüidad”. Maticemos inmediatamente: una simultaneidad que no es la misma, como señala Castells, para las diferentes prácticas sociales. Una conclusión evidente: no es el mismo espacio de flujos el de la economía financiera que el de la educación en la actualidad. Cada ámbito social genera su propio espacio de flujos.

Una posible consecuencia: avanzamos hacia la educación de dos espacios que conforman ya la sociedad del s. XXI. En terminología de Castells: la educación de los espacios de flujos y la educación del espacio de lugares. Avanzo varias preguntas:  ¿comprenden los sistemas educativos lo que significa esta nueva modalidad? ¿se puede transformar ese espacio de los flujos en un espacio educativo? ¿el espacio del aula tradicional no debe redimensionarse con la introducción de la Red? ¿es una sustitución o un complemento el aula-red al aula tradicional? Nuestra propuesta de Aula Síntesis responde a estas interrelaciones: la transferencia bidirrecional de ambos planos determinará cada vez más todos los procesos sociales y económicos.

Otra idea fecunda de Castells: el tiempo atemporal que introduce las nuevas tecnologías. Hay dos formas principales de negar la secuenciación del mismo, ese tiempo tan cultural, aunque no nos demos cuenta: comprimiendo el tiempo; segunda opción, difuminar la serie pasado/presente/futuro en combinaciones aleatorias. Ejemplos de lo anterior: todos hemos contemplado a un alumno multitarea que, no renuncia a ninguna de aquellos focos de atención e interés que le apasionan; un ejemplo directo de la segunda que cita Castells, “el hipertexto electrónico de la Web 2.0.”

Más preguntas e inquietudes para el discurso educativo: ¿no exige lo anterior una transformación didáctica de todos los procedimientos y habilidades, hasta hoy, solo secuenciales? ¿se puede metodológicamente simultanear ambas tareas: la linealidad de Gutenberg y la interactividad y fragmentariedad de la Red? ¿esta complejidad cognitiva se puede educar realmente? Hay un peligro que los sistemas educativos deberían evitar: el anacronismo de lo que enseña y cómo lo enseña. Platón lo sabía: filosofía o retórica. Castells nos ayuda a orientarnos, otro día seguiremos conversando con su obra.

POST SIMILARES