Las industrias culturales todavía están con el pie cambiado. Sólo los videojuegos nacieron y crecen digitales. Como explicamos en el ágora móvil el cloud journalism propone una transición de la nube de contenidos a la nube tecnológica. También un descentramiento de lo tecnológico a lo relacional. Un periodista que recupera con intensidad su visión y misión mediadora, su potencial conversador, un periodista más que nunca, como lugar de intersección entre la actualidad y los ciudadanos.

Las oficinas nunca debieron ser su lugar de trabajo,

hoy lo son las calles y las ágoras conversacionales.

La red lo permite con sus avenidas y callejones, sus esquinas y escaparates.

@nereatts 

Dan Gilmor considerado el padre del periodismo ciudadano, propone una triple evolución en el periodismo:

1

Periodismo 1.0: trasvase de contenidos tradicionales y analógicos al ciberespacio.

2

Periodismo 2.0: se crean contenidos en y para la Red, basados en la multimedialidad, hipertextualidad e interactividad.

3

Periodismo 3.0: es participativo.

Pero la participación en la Red es muy escasa y la lucha por los contenidos es más encarnizada que nunca. “La estructura de distribución de contenidos, será más dinámica, automática y controlada… Con los riesgos y amenazas de la Banda Ancha. Y con la necesidad de coordinar los generadores de contenidos y operadores de telecomunicación”, señala Francesc Fondevilla.

Aguado, Feijóo y Martínez (2013) recogen las tres dimensiones que McQuail utiliza para describir para dibujar naturaleza mediática.

1

Los dispositivos móviles reducen su tamaño, permiten el acceso inmediato y mediado (dimensión tecnológica).

2

Con contenidos/servicios comercializados (dimensión institucional).

3

Que se concretan en consumos culturales (dimensión cultural), en contextos de lugar, tiempo, uso y situación muy diversos.

ÁGORA-04-INED21

¿Qué está ocurriendo? ¿Sigue igual el modelo de negocio? ¿No han cambiado de chip los periodistas ? ¿Reciben una formación obsoleta? ¿Siguen las redacciones en las rutinas impresas? ¿Es compatible un periodismo con rigor y pluralismo con un periodismo en la Red?

La investigación en 2012 de Ingrid Bachmann y Suumer Harlow  con los 19 diarios más influyentes en América Latina analizados, señala:

Que las redacciones siguen ejerciendo el control sobre qué y cómo se comunican las informaciones.

Que ninguno de estos sitios permite a los lectores editar notas o subir su propio comentario directamente.

Que pocos aprovechan el potencial multimedia e interactivo y que buena parte de vídeos es material obtenido en Youtube y no es producido por el propio periódico.

El estudio que evidencia que el periodismo fagocita con más o menos intensidad los valores que aporta Internet (hipertextualidad, interactividad y multimedia) con muchos balbuceos. El sitio con mayor presencia interactiva, multimedia y participativa es “El Tiempo” de Colombia, con un 63,2 % puntos en el índice combinado de elementos web, en una escala de 0 a 100.

Nuevos entornos, nuevas demandas, nuevos periodistas  describe el nuevo escenario mediático con la revaloración de la figura del periodista triplicado:

Como mediador entre el hecho informativo y la audiencia, con funciones de gatekeeper en los flujos informativos.

Como profesional de la comunicación que analice, interprete y explique lo que ocurre.

Como profesional capaz de codificar los diferentes textos multiformato y multisoporte para ser difundidos en cualquier plataforma.

¿Razones?

Porque los medios han dejado de ser proveedores de la información para audiencias masivas.

Porque estamos en un terreno trasnfonterizo de hibridación de géneros, formatos, lenguajes y soportes.

Porque la convergencia mediática exige otras redacciones para trabajar en soportes combinados.

Porque a pesar de que se reduce el sector periodístico, emergen nuevos campos profesionales en la infografía, periodismo de datos, comunicación institucional y nuevos soportes.

Porque se precisan nuevos contenidos y una adaptación a los dispositivos móviles.

Porque los mecanismos de percepción que afectan a la atención, saturación informativa, hiperestimulación, lectura (barrido) de pantalla es diferentes a la lectura analógica y al espectador tradicional.

ÁGORA-02-INED21
Por tanto, estamos dibujando un nuevo perfil profesional bisagra, en el que la polivalencia y la especialidad describen su relevancia. Especializado en contenidos (agenda temática y desarrollos), ámbitos (local, regional, nacional, internacional, global), audiencias (hombres, mujeres, niños, jóvenes, adultos, jubilados) ,métodos de trabajo y rutinas (periodismo de investigación, reporterismo, fotoperiodismo, periodismo de precisión, de datos) y naturaleza de los medios (impresos, televisivos, empresas multimedia…). Este perfil se concentra en el social media editor .

En un contexto y un proceso comunicativo que define los medios sociales, en los que intervienen la identidad, la presencia, el valor conversacional, el factor relacional, la reputación y la referencia a un grupo; el social media editor coordina la interacción de los públicos, y de éstos entre sí.

En gran medida, la “olla que está en plena ebullición” es la denominada interactividad. Para los anunciantes y empresas porque en la medida en que “hacemos clic” disponen de un dato más de nuestro perfil. Para los cibermedios que todavía no encuentran el modelo de negocio y/o a pesar de la interactividad. Para los movimientos sociales que proyectan su tejido y dinamización interna en la proyección reticular virtual, como bien ha demostrado Castells en Redes de indignación y esperanza. Para el e-learning y el m-elearning que siguen ensayando protocolos ante la avalancha de estudiantes, de todas las edades, que cambian las aulas y los pupitres por las pantallas interactivas.

ÁGORA-01-INED21
¿Es tanta la interactividad que dispone la red como la red dice? ¿De qué interactividad estamos hablando?
Ramón Salaverría diferencia cuatro tipos:

De transmisión: que activa y cancela una emisión.

De consulta: que elige una opción entre un menú.

De conversación: puede ser bidireccional o multidireccional. El usuario escucha y habla.

De registro: el medio registra información de usuarios y adapta automáticamente formato y contenido.

Bachmann and Harlow, recogen tres factores:

Entre comunicadores y el intercambio que se produce entre ellos.

En los medios, donde los usuarios pueden modificar contenidos y trabajar como productores.

En la estructura más o menos jerárquica de los medios, en los que los propietarios disponen del control, y los usuarios no.

Orihuela plantea como modelo ideal de interactividad la conversación , en la que destaca:

Alejarse del vaciado de contenidos.

Ofrecer contenidos configurables para dispositivos móviles.

Explorar narrativas multimedia.

Facilitar la participación ciudadana.

Por tanto, la interactividad admite diferentes grados y niveles, más allá del axioma generalizado de que la red es interactiva, que está al alcance de todos en cualquier lugar y en cada momento; que los usuarios también lo son, sólo porque navegan o se descargan documentos o cotillean, que también lo hacen.

Entendemos que NI la red es tan interactiva como promete, ahí tenemos la brecha digital con sus múltiples dimensiones, NI los usuarios son tan interactivos como nos dicen, disponemos de las últimas investigaciones sobre alfabetización digital de la ciudadanía, tal y como hemos expuesto en otros foros académicos.

Presentamos algunas prácticas con los alumnos de cuarto de Periodismo de @unizar, donde hemos analizado el alcance de estos grados y niveles en algunos cibermedios actuales.

Os ofrecemos sus resultados en los siguientes ejemplos:

Imagen tomada del magazine cultural Jot Down.

Una niña sale de las clases de apoyo escolar en el Slum de Jahangirpuriv. Imagen de Rebeca Mateos en Periodismo Humano. 

Aquí disponen de una galería de ejemplos analizados. Y un análisis completo de la plataforma Orbyt de El mundo.

¿Es necesario un cambio en el perfil del periodista?

¿Es posible este cambio y cómo?

Parece que sí, tal y como describe el Internet Center for Journalist  que ofrece el siguiente pautado:

Compartir la información y ganar el apoyo de los “lectores”.

Bloguear de modo seguro.

Crear credibilidad, documentando, exponiendo información precisa y plural.

Sistematizar la producción de contenidos, postear con periodicidad.

Diseminar, etiquetar o categorizar los contenidos (tags), usar agregadores.

Linkear y crear “seguidores”.

Contar historias interesantes, creativas, con estilo.

Analizar lo que se va a postear.

“Enredarse” con otros bloggers para protegerse de amenazas o violaciones a los derechos humanos.

Ser responsable con el uso de la información, proteger a las fuentes y no lesionar los derechos de terceros y gestionar el blog en una manera conversacional y participativa.

POST SIMILARES