Firtjof Capra es científico físico e investigador  que explora los trabajos de Leonardo da Vinci en sus estudios sobre la naturaleza. En su “Learning from Leonardo”, recoge una bellísima analogía entre la tierra y el cuerpo, en la que el agua es la sangre; la tierra, la carne; los estratos rocosos, los huesos; las mareas, las pulsaciones… Una visión holística en “un sistema vivo es más que la suma de las partes”.

VISIÓN-HOLÍSTICA-Magazine-INED21

Recogemos de humanismo y conectividad, “las huellas de la tendencia hacia una idea unitaria e integradora del universo pueden seguirse desde el pensamiento más antiguo, incluso anterior a la filosofía griega. La búsqueda de un fundamento unitario de la naturaleza se identifica con el mismísimo origen de la filosofía, que nació al mismo tiempo que la noción de arché, sustancia básica o principio rector del cosmos”

Inmersos en la era post-TIC, en la que el eje central es el Factor Relacional y multimensional en la Red, un horizonte neurosocial abre muchas perspectivas a la educación y la comunicación. El cerebro en su estructura sináptica,  se convierte en modelo y parámetro de una sociedad conectada ( no obviamos, ni negamos, ni ignoramos la brecha digital), por consiguiente, para una inteligencia colectiva, también en la inteligencia compartida y conectada.

Lo que hemos bautizado como Factor R-elacional dimensiona esta doble relación: la que crea y sostiene el cerebro (sináptica), y la que crea y sostiene (con sus riesgos y oportunidades), las redes sociales mediadas por el entorno digital.

La estructura sináptica del cerebro no es pilotada por un árbitro racional. El mapa de patrones con el que el cerebro rige su funcionamiento, conecta con el cuerpo y ordena el funcionamiento de su ecosistema,  que no es producto de dos hemisferios cerebrales distintos, ni opuestos, sino convergentes y sinérgicos. Aunque el mundo académico no consideró la importancia de su paradigma, el  neurocientífico portugués Antonio Damasio, insiste desde la década de los ochenta, en  las relaciones entre emociones y sentimientos, y entre  el ser  racional y emocional. No se trata de dos vías opuestas para acceder al conocimiento , como tradicionalmente entendió la educación, sino convergentes y retroalimentarios.

Pero no es nuestra intención enfatizar una vez más en la importancia del cerebro emocional, mucho se ha escrito y subrayado sobre la “era emocional”, y no se trata de repetir la histórica ley del péndulo: antes todo se centraba en la razón, ahora todo se espera de la emoción. Abogamos por una convergencia, un horizonte común y simbiótico.

VISIÓN-HOLÍSTICA-Magazine-INED21

El ciclo neurológico (emoción-sentimiento) inicia su viaje en la percepción sensorial y la valoración de un estímulo, que es potencial emoción. El viaje se prolonga por el cuerpo que extiende este “riego emocional” a través de glándulas endocrinas que segregan moléculas químicas en el cerebro y en el cuerpo. Véase un objeto desconocido que se acerca a nosotros, que produce un miedo que provoca acciones como la huida o parálisis. El ecosistema reacciona automáticamente con la contracción muscular, concentración de la circulación sanguínea, sudoración. Es decir, el cerebro ha enviado unas órdenes, como respuesta a esa llamada de peligro que previamente le ha enviado el cuerpo, motivado por el estímulo externo.  El circuito funciona a gran velocidad emocional con cambios en las vísceras, rasgos del rostro, postura, respiración.

En este horizonte neurológico participa Castells con su propuesta social.  El autor de la “Era de la Información”, indica que la Sociedad-Red ha recogido la transición de las relaciones primarias (familia), secundarias (asociaciones), en otras terciarias, representadas en redes centradas en el yo, un yo conectado.  Individualización en red. El sujeto construye una red on/off desde sus intereses, afinidades, valores y objetivos. Si Damasio subraya el conjunto cerebro-cuerpo, Castells señala el  sujeto-red/sociedad-red.

Sí, lo decíamos en el post anterior, el cerebro no es un organismo, es un ecosistema. La sociedad no es una estructura, es una sociedad-red, esta correlación conduce a una visión holística, que permite aterrizar el horizonte neurosocial en el patio educativo. Para eso, una vez más apelamos al diálogo transdisciplinar entre la educación, la salud y la comunicación, y acudimos al manantial de las habilidades para la vida (HyV). Como hemos expuesto en Habitaciones de Cristal, la OMS (Organización Mundial de la Salud)  planteó un nuevo enfoque de la educación para la salud, en gran parte debido al documento ”Habilidades para la Vida”. Existe una necesidad imperiosa de integrar en la educación aspectos no académicos que respondan no sólo a una dimensión cognitiva. Es decir , que también aprendan a ser, a convivir, a  hacer y a aprender, como señala el Informe Delors, UNESCO.

En la tesis doctoral “La creación de un cortometraje, un proceso de mediación en la salud del adolescente”, se expusieron los resultados del programa “Cine y Salud”, que se implanta en Aragón (España), desde hace 15 años, el cual se ha convertido en una referencia en el trabajo socio-educativo convergente, de la educación, la salud y la comunicación.

TRICLAB-Magazine-INED21

Desde la plataforma de aprendizaje colaborativo e inteligencia colectiva de TRICLab ofrecemos un modelo de reflexión y participación holística. Consideramos que la comunicación mediada por la tecnología pivota en dos ejes.  El primero, nuestra propia red interior de microsistemas, atendiendo al modelo ecológico de Bronfenbrenner que trabajamos en la tesis doctoral “Análisis de la audiencia infantil: de receptores de la televisión a perceptores participates” Nuestra mente es una red y el cerebro y el cuerpo están permanentemente inmersos en un movimiento interactivo, biológico y psicológico. Damasio recuerda que las emociones, la mente y el cuerpo forman una unidad indivisible.

“En el paisaje de tu cuerpo, los objetos son las vísceras (corazón, pulmones, intestinos, músculos), en tanto que luz y sombra, movimientos y sonido, representan un punto en la gama de operación de esos órganos en un momento determinado. Por lo general, un sentimiento es la “vista” momentánea de una parte de ese paisaje corporal. Antonio R. Damasio, El error de Descartes p. 15.”

Emociones. Mente. Cuerpo. Tres partes de un todo. Unidad indivisible. Movimiento interactivo que no está solo. Que entabla comunicaciones a través de segundas pantallas más allá del tiempo y del espacio con otros interactuantes. Comunicaciones en un entorno exterior también sináptico, formado por nodos que conectan entre ellos. Visión holística que invita a un diálogo permanente, a una dialéctica constructiva, a una creación común y abierta a un aprendizaje continuo e intermetodológico.


José

Carmen

POST SIMILARES