AS

AUTORIDAD SUPERIOR

No hay formación sin evaluación y no solo hay que evaluar resultados. Hay que diseñar una carrera docente atractiva. La acreditación es de carácter académico-administrativo y la evaluación solo se refiere al aprendizaje para valorar la efectividad del proceso enseñanza.

EVALUACIÓN INED21

La evaluación realizada hacia el profesorado —de los profesores— es una práctica que carece de tradición en nuestro sistema educativo, esto se da en mi país: Argentina. Siempre evaluamos a los alumnos como si este fuera un acto de autoridad superior. Sin embargo, uno de los ejes vertebradores de la calidad y evaluación del sistema educativo, lo constituye el profesorado.

En el ámbito educacional son muchos los aspectos a estudiar respecto a la calidad educativa y evaluación, entre los que se incluyen formación y desarrollo profesional, las criterios de enseñanza, recursos humanos, actitudes educativas, resultados educativos, etc.

OT

OBTENCIÓN DE TÍTULOS

La enseñanza en tanto actividad intencional dirigida a la consecución de una meta requiere de algún mecanismo interno que permita saber en qué medida las acciones han resultado exitosas, insuficientes, inadecuadas y dé lugar a las maniobras correctivas necesarias. No podemos seguir concibiendo la formación de los docentes como un problema individual de solo obtención de títulos.

EVALUACIÓN 02 INED21

La discusión sobre los modos de evaluación no solo debe instalarse en las escuelas y entre los docentes para con los alumnos, hay que poner sobre la mesa criterios y objetivos institucionales sobre el aprendizaje de los estudiantes y de los que forman a esos estudiantes. La evaluación se hace en todos los órdenes de la vida y el profesorado debe ser un ámbito ideal para la sanidad y calidad del sistema educativo vigente.

La calidad del profesorado no se agota en el conocimiento de unos cuantos contenidos de nuestra área, posee métodos y estrategias de enseñanza-aprendizaje, una formación didáctica. No alcanza con solo ser un especialista en nuestra materia, hoy se necesita otro tipo de formación. Hay que formar para evaluar, no para castigar.

CA

CONTROL Y AUTOCONTROL

La evaluación debe ser considerada como un instrumento que genere responsabilidad y compromiso. Cuando evalúo no debo echar las culpas a otro de los errores, hay que tener claro lo que persigo con una evaluación, por lo tanto, debe tener objetivos claros.

EVALUACIÓN 03 INED21

La evaluación es una medida de control y autocontrol, pero no debe ser un medio para clasificar y castigar a los alumnos y profesores para el control de la carrera en el profesorado. Por ejemplo hay que desterrar la idea “Pago por rendimiento” o “Incentivos por resultados” en educación, esto es lo que sucede en la educación de los dibujos animados de “Los Simpson” y es un intento de unir la promoción laboral y económica del profesorado a los resultados del alumnado. Otro punto a analizar es ¿Quién me evalúa?. Lo dejamos ahí, por ahora.

Hay que formar para evaluar, no para castigar

La evaluación que no ayude a aprender de modo más cualificado, equitativo, relevante, emancipador, con mayor grado de autonomía y de responsabilidad en los diferentes niveles de la educación es mejor no practicarla; a la larga, se sufren las consecuencias y ésas recaen sobre todos los actores de la educación. Los resultados —negativos o positivos— siempre afloran.

EI

EVALUACIÓN INTEGRAL

Necesitamos una evaluación integral, que incluya las competencias del docente en su proceso formativo y que oriente al sistema educativo del país en los ajustes que habría que hacerle a los procesos educativos. Por ejemplo:

Dominio del tema

Se destaparía a los charlatanes pseudos-profesionales de la educación.

Trabajo grupal

Los trabajos áulicos adquieren más concatenación de saberes.

Aplicación de técnicas didácticas

No se debe estudiar, aprender y evaluar de la misma manera. Hay diversidad educativa.

Uso de recursos didácticos

Que proporcionan riqueza al aprendizaje.

Manejo de instrumentos de evaluación

Tenemos que estar habituados a saber que evaluar de distintas maneras tal como son nuestros alumnos.

Evaluar es parte del aprendizaje, por lo tanto, me tengo que incluir en él. Dicen por ahí que nos educan para ser mediocres, NO nos sumemos a esta falacia.

La educación debe estar al servicio de la enseñanza y la evaluación también. Evaluar por evaluar no tiene sentido per se.


Bibliografía

Angulo Rasco, F. (1995), “La evaluación del sistema educativo: algunas respuestas críticas al por qué y al cómo”, en: AAVV, Volver a pensar la educación (Vol. II), Morata/Paideia, Madrid, pp. 194-219.

Camilini, A. y Otras (1998), ”La calidad de los programas de evaluación y de los instrumentos que los integran”, en: La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo, Buenos Aires, Paidós.

Daniela Leiva Seisdedos
Profesora de Historia especializada en Nuevas Tecnologías en la Secundaria de los Colegios Nuestra Señora de Lourdes y San Cayetano de la Ciudad de La Plata. Argentina. Autora del Sitio Educativo El Arcón de Clío www.elarcondeclio.com.ar. Autora de los Manuales para docentes de Construcción de Ciudadanía de la Editorial Alfaomega. Ganadora de Cuatro PREMIOS UBA (Universidad Nacional de Buenos Aires) a la divulgación de Contenidos Educativos. Distinguida por el Diario Clarín, Argentina entre los 13 docentes del año 2013 de Argentina. ."La educación como meta desde las aulas".