Todos tenemos un tAlento excepcional para

emprender, liderar y crear.

Hoy nos vamos a centrar en el

tAlento creativo

TALENTO-EMPRENDEDOR-02-INED21

Y es que todos somos personas creativas, somos creadoras, tenemos la capacidad de crear y eso lo demostramos a lo largo de nuestra vida.

En la vida, al igual que en un proyecto emprendedor, tenemos esa capacidad innovadora y creativa, somos capaces de generar nuevas ideas y eso no lo tenemos que creer.

Hoy me quiero centrar en los más jóvenes y quiero poner de relieve la capacidad creativa que tienen los chicos y chicas, especialmente, hasta los 12 años de edad.

Por eso, pensamos que:

La escuela es un estupendo escenario

para emprender y para entrenar el proceso

creativo de nuestros hijos

En la escuela podemos afrontar muchos retos creativos y generar una gran cantidad de ideas, proyectos y propuestas de valor.

¿Y para que sirve ?

Para mejorar las capacidades y habilidades de nuestros alumnos. Sin duda, en el futuro, lo van a agradecer.

Uno de los elementos más importantes para sacar y para que aflore nuestro talento creativo es atrevernos a hacer cosas nuevas, es perder la vergüenza y el miedo a equivocarnos.

Y es, precisamente, esa cualidad, la que se da en los niños.

Ya sabemos que para aprender y para fomentar la creatividad, en el caso de los adultos, nos tenemos que poner en “modo niño”.

Y es precisamente en la etapa infantil en la que mejor podemos trabajar el talento creativo, porque, sin duda, lo que vamos a sacar va a ser lo más auténtico, genuino y valioso posible.

Sacar el talento creativo es atrevernos y romper los moldes, es cuestionar todo aquello que se da como algo normal y ya establecido.

En definitiva, necesitamos “salirnos de la caja” y ver la vida con otras gafas. Nos hemos de poner unas gafas creativas; sin duda, será muy divertido.

Es hora de ponernos a imaginar, es hora de

soñar despiertos.

TALENTO-EMPRENDEDOR-INED21

La creatividad es el arte de imaginar, pensar y soñar despiertos. Es el arte de sacar y generar ideas, nuevas ideas.

Necesitamos inspiración

Aquí el maestro nos tiene que motivar, se nota que ama lo que hace y, por tanto, nos va a contagiar de ilusión, la emoción para afrontar ese reto creativo.

La creatividad se alimenta de esa energía positiva que generamos en el aula. Por eso, nuestros alumnos pueden imaginar y visualizar nuevas ideas y soluciones, explorar nuevas formas para resolver un problema concreto.

Y las ideas fluyen y, con la música, podemos activar la creatividad.

Cuanto más ideas podamos generar, mayor son las posibilidades de conseguir algo realmente interesante, innovador y que aporte valor.

Emprender desde la escuela supone sacar el talento creativo que llevamos dentro.

Somos exploradores de nuestras ideas y de las ideas de los demás.

Claves para fomentar el talento creativo

1

No olvidar definir un reto concreto, qué queremos conseguir con nuestra propuesta creativa y quien es nuestro cliente.

2

Poner en marcha la motivación al logro de nuestros alumnos, aunque no es fácil, tenemos que plantear iniciativas que pongan en movimiento y para ello es necesario empatizar con ellos y premiar todo lo que nos sea posible.

3

Cuidar mucho el clima emocional en el que se va a desarrollar el proceso creativo, necesitamos mejorar la autoestima y la confianza y eso es algo que nos tenemos que ganar. Aquí podemos utilizar juegos y retos sencillos que identifiquen y estimulen las diferentes inteligencias múltiples que los chicos poseen.

4

No tenemos que prejuzgar las ideas, no son ni buenas ni malas y animar en todo lo posible para que los chicos se sientan lo mejor posible.

5

Detectar y organizar los equipos en función de los talentos detectados, así como la capacidad de liderazgo que aflora en nuestros alumnos.

Todo lo anterior lo complementamos con algunas herramientas de creatividad, tales como el mapa mental, mapa de empatía, storytelling, prototipar, dibujar la propuesta y SCAMPER.

Para terminar, quiero decir que podemos trabajar y entrenar el talento creativo desde las escuelas para generar ideas muy interesantes que se pueden convertir en proyectos y retos creativos para aprender.

Porque emprender es un proceso de

aprendizaje

Como muestra, no os perdáis la película de Walt Disney:

BiCHOS

POST SIMILARES