Permítanme ser platónico por un momento y preguntarme, ¿existe en el cielo algo como un modelo universal de libro de texto? ¿Un arquetipo? ¿Un libro de texto perfecto? ¿La “idea” original “libro de texto”? No manuales concretos como pudieron serlo algunos textos de Erasmo o los Elementos de Euclides. Algo de lo que Comenius tomara su Orbis Pictum.

LIBRO-DE-TEXTO-EN-EL-CIELO-Magazine-INED21

Dicho de otra manera podría ser, ¿ama Dios el libro de texto? O más secularmente, ¿ama el Futuro el libro de texto? ¿Qué aspecto tendrá un manual de Historia en el año 35.000? ¿Será siete veces más grueso?

La broma quizá no da para más, pero sugiere cosas relevantes. El tiempo desborda la contención. ¿Es el libro de texto como una presa que necesita ir soltando agua según llueva? En el tiempo de mi vida he visto soltar mucha agua: los reyes godos, el interés simple y compuesto, las comarcas de cada provincia, los conjuntos, el catecismo, el francés, las capitales del mundo… Y sin embargo, aguas muy importantes no han llegado a la presa. ¿Por qué limitar el agua cuando se puede recoger toda la que cada cual necesite o soporte?

Sugiere también que no se puede estar poniendo constantemente al día un instrumento que fue bueno en su momento. Cuando vivía Comenius no se podía ver el mundo más que en un libro con dibujos. Al menos los humildes. Los hijos de los nobles podían leer a Descartes, Montaigne, Rabelais, Agrícola, Stevin, Galileo, Bruno, Digges, Vives, Vitoria, Aldrovandi… Se podían nutrir de “visiones del mundo”. Tal vez eso diera la Ilustración, pero no fue suficiente.

Creo que incluso en época de Montessori y Freinet1 la escuela podía haber sido de otra manera si los adultos hubieran dado más importancia a sus hijos que a sus negocios y a sus enemigos. La Unión Europea ha sido una visión de solamente unas pocas personas educadas y libres reaccionando a un desastre. ¿Sufrimos hoy las consecuencias de no haber reformado más a fondo la escuela en el siglo XX? ¿Entienden los europeos de a pie el valor de la Unión Europea para el futuro de la Humanidad? ¿Se educó suficientemente en “visión de futuro”? ¿Existirían partidos xenófobos si eso hubiera sido así? ¿Seguimos atendiendo más a nuestros negocios y a nuestros enemigos que a nuestros hijos que, al menos de pequeños, sólo esperan, vivir, entender y tener amigos?

LIBRO-DE-TEXTO-EN-EL-CIELO-Magazine-INED21

Creo que cuando pensamos en reformar la educación nos perdemos mirando todo el edificio, que es enorme. Proponemos quitar los bancos, eliminar las capillas, hacer coros… Y raramente nos fijamos en la clave de bóveda que sostiene todo el edificio, el que posibilita esa arquitectura. El libro de texto es la piedra central sobre la que se edificó la escuela de los bancos, el saber a la vez estandarizado e individualizado. Y se crearon escuelas de canteros que ahora tienen poderosos intereses corporativos y una manera de hacer difícil de cambiar.

Los maestros que saben trascender el libro de texto no lo necesitan

Los maestros que necesitan el libro de texto deben trascenderlo

En uno y otro caso es una losa que ancla el aprendizaje

Removamos la  losa y se podrá ver el mundo

El otro día me sorprendía de que las autoridades sólo entendieran las reformas como cambios en los manuales. ¡Ingenuo! El poder vive de esos manuales. Mientras la cultura se vea de una sola manera, los pocos maestros reformadores serán sólo guerrilleros poco molestos. Todo el mundo verá la Unión Europea “¡como debe verse!”. Los mensajes de tolerancia antirracista serán epígrafes al mismo nivel que los anuncios de suavizantes. ¿Quién va a retirar esa piedra central en la que nadie se fija porque no se mira hacia arriba? Se nos caería el edificio encima. Mejor pequeñas reformas para que nada cambie.

Zygmunt Baumann, en el libro-entrevista que dedica a la educación observa que la escuela es como un armamento antiguo que apunta siempre a la misma dirección. El libro de texto es como los misiles de antes que apuntaban a un lugar y allí daban. Pero el enemigo ya se había ido. Es como el cañón fijo en época de guerras móviles. Replicarlo en ordenadores sería como utilizar alta tecnología en guerras napoleónicas, con soldados en línea.

Dedicarnos a los hijos y hacer libros para ellos, igual que hablaríamos con ellos, explicando lo que sabemos y esperaríamos de la vida si fuera posible. Hacer los negocios justos y necesarios para una vida buena e ignorar a los enemigos con la esperanza de que un día se acerquen amigablemente. Tal vez los hijos educados así hagan posible la vida que hubiéramos esperado.


1Que un ejemplo o dos no bastan lo demuestra constantemente el cristianismo.

  • tutorialero

    #librodetesto