En los últimos meses, en Francia, lleva circulando un debate en torno a las calificaciones numéricas y su pertinencia. El germen de la discusión se encuentra en el propio Ministerio de Educación galo, data de 2013 y evolucionó –con el tiempo– hasta la propuesta de la realización de una conferencia nacional sobre la evaluación de los alumnos –celebrada el pasado 13 de febrero–.

ATHENA, ESTHER Y PAOLINE

Como preludio de esta conferencia, a finales de enero, Mon quotidien (periódico dirigido a niños de entre 10 y 14 años) realizó una entrevista. Tres niñas: Athena, de 9 años; Esther, de 13 años; y Paoline, de 8 años, realizan preguntas a la directora general de la enseñanza escolar de Francia, Florence Robine.

De las respuestas de la directora, se barrunta el cariz que podrían adquirir las recomendaciones de la posterior conferencia nacional:

EVALUACIÓN

En el caso de la evaluación, habla de realizarla de forma que esté basada en los progresos del alumnado –mutatis mutandis: ‘que les permita empoderarse’–.

Al preguntarle sobre la evaluación en otros países, pone el ejemplo de Finlandia. Allí no hay calificaciones numéricas en primaria; y, en secundaria, no se puede poner una nota inferior a 4 –puesto que se considera ‘desalentador’–. Precisamente, en este aspecto se centra durante la entrevista Florence Robine cuando menciona que:

«El fracaso escolar proviene, a menudo, del desánimo de los alumnos.»

NOTAS

Con respecto a la nota, indica que, si no se explica a los alumnos por qué han fallado y cómo pueden hacerlo mejor, el proceso es completamente inútil.

Por último –a modo de conclusión–, la entrevista termina haciendo referencia a la enseñanza escolar en Francia:

«[…] La gran pregunta a la que debemos responder es, ¿cómo podemos hacer para que los alumnos y los padres comprendan mejor lo que esperamos de ellos, y cómo lo van a conseguir?»

REPERCUSIONES

Unos días después, el 13 de febrero, en el Informe de la Conferencia Nacional sobre la Evaluación de los Alumnos, se podían leer las siguientes tres recomendaciones sobre las calificaciones numéricas:

1

Que el rol de la nota sea similar en todos los establecimientos y escuelas del territorio nacional.

2

Que las calificaciones numéricas no se apliquen hasta el equivalente en España de 2º de la ESO.

3

Que las notas estén relacionadas con un cuaderno de seguimiento de ciclo que permita posicionar los conocimientos del alumno y seguir sus progresos.


Pourquoi le ministre de l’école veut-il interdire les mauvaises notes ?

POST SIMILARES

  • César Múñez

    Lastima que las disquisiciones sobre estos temas queden en la frontera de los Pirineos hacia el norte , me parece muy enriquecedor el poder compartir estas opiniones por parte del enseñante Rubén Moreno y le animo que siga compartiendo estos artículos .

    • Rubén Moreno

      Gracias por los ánimos.
      También creo que es un tema que se puede
      debatir de manera sana, alejado de ideologías, con el único fin de mejorar la
      enseñanza.