Imaginaos que os

perdéis en un bosque

SABÉIS QUE NO

No tenéis brújula ni cobertura móvil. Sólo contáis con vuestro instinto y lo poco que sabéis sobre orientación y supervivencia en el entorno. Pese al esfuerzo, al empeño que ponéis para salir de allí, sentís el silencio y la soledad. Y puede que, de tanto tiempo que habéis pasado lejos de todo y olvidados, acabéis viviendo allí como ermitaños o lobos solitarios. Os construiréis una cabaña y seréis felices a vuestra manera. Puede que incluso estéis a gusto, aunque en el fondo sabéis que no.

Pues bien, no hace falta imaginárselo: estas mismas sensaciones las experimentan los profesionales que se dedican a la educación de adultos.

No sabemos cómo hemos llegado al bosque de la formación de adultos, pero en él vivimos. Es posible que nos hayan abandonado, como en la escena de la película Inteligencia artificial, de Steven Spielberg.

Parece que el sistema educativo no nos quiera, que no cuente con nosotros para nada. Nos sentimos dejados a nuestra suerte, ignorados, ninguneados. Aún así, somos felices porque creemos en lo que hacemos, sabemos que educar a los adultos es positivo, generamos lazos que van más allá del aprendizaje porque trabajamos para algo muy valioso en la vida:

La educación permanente

RED DE PROYECTOS COMUNES

Y si salís a explorar, encontraréis a otras personas que están igual de desorientadas que vosotros. Cuando eso ocurra, os animamos a que unáis fuerzas para ayudaros mutuamente. Seguro que entre unos y otros podréis construir una pequeña aldea dentro del bosque, crear una red proyectos comunes que conecten vuestra cabaña con otra, que se expandan a otras cabañas más lejanas y se difundan por todo lo largo y ancho del bosque.

¿Quién sabe si al final encontraréis la manera

de que alguien os encuentre?

Con esa ilusión, con esa finalidad nos topamos un día tres profesionales de educación de adultos. Cada uno por su lado ya habíamos realizado trabajos en nuestros respectivos centros e incluso de manera colaborativa, con la idea de generar redes.

Generar redes

Pero los tres seguíamos perdidos, dándole vueltas y pensando en la manera de salir de ese bosque, dar a conocer la labor de los centros de adultos, crear una red aún mayor para saber qué tipo de actividades y proyectos realizan en las cabañas de al lado. Y, evidentemente, nos unía el objetivo de salir algún día del bosque. Queríamos que administraciones y el resto de enseñanzas nos encontraran con vida y con unas ganas tremendas de formar parte de la Madre Educación.

Así, en marzo de 2016 nació @fadultos. En poco tiempo de vida hemos establecido contacto con docentes de toda España, involucrándoles en actividades comunes: desde una lectura compartida con motivo del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes y para celebrar el Día del Libro hasta la creación del podcast.

Nunca es tarde, un altavoz que transmite cuestiones relacionadas con la formación de adultos y reflexiona sobre la educación permanente, comparte puntos de vista, visibiliza el trabajo de los centros de adultos y reivindica nuestro lugar en el sistema educativo.

Comunidad de Facebook

Para acogerlos a todos hemos construido en Facebook la Comunidad de Docentes de Educación para Personas Adultas, un amplio espacio dónde hemos apostado por la creación y el fomento del intercambio de experiencias con profesionales de toda España. Se ha conseguido, pues, crear un caldo de cultivo que ha ido creciendo hasta crear vida dentro del bosque, crear “comunidad”. Y, por supuesto, ilusión por compartir el futuro de la educación de adultos entre los profesionales que se extienden por toda España.

¿DÓNDE ENCONTRARNOS?

Además, este 2017 es el Año Europeo de la Educación de Adultos. La Asociación Europea de la Educación de Adultos promueve un evento que debería dar pie a generar conexiones de ámbito internacional. De este modo, profesores, centros, entidades, asociaciones y administraciones podríamos saber qué hacen “nuestros vecinos de arriba”, sus proyectos, sus investigaciones para dar el empuje definitivo en nuestro país a la educación permanente. Porque en España la educación de adultos sigue perdida en el bosque y necesitamos lugares comunes como @fadultos por diversos motivos:

1

Para aprender unos de otros

Para conocer y compartir experiencias, proyectos e investigaciones; adaptándolas a nuestro entorno.

2

Para conocer otras realidades

Al margen de nuestra propia cabañita. No hay que tener miedo a salir fuera y experimentar con nuevos compañeros, enriquecerse con el trabajo colaborativo y mejorar nuestros puntos fuertes, fortalecer los débiles.

3

Para dejar de lado el miedo

Y atreverse a ir más allá. Ahora que sabemos que no estamos solos, hay que aprovechar la red entre centros para superar etapas gracias a las experiencias de otros centros, para generar sinergias nuevas que mejoren la experiencia educativa y humana tanto en el centro como en nuestro entorno social.

¡NOS PODRÁN ENCONTRAR!

Creo firmemente que iniciativas como @fadultos permitirán un mayor conocimiento de lo que hacemos en nuestras cabañas del bosque y expandirlo más allá de sus límites. Si trabajamos en red, seguro que nuestro mensaje llegará lejos y nos podrán encontrar…

Aunque por otra parte, ¿y si nunca hubiéramos estado perdidos? ¿Y si los que están perdidos son las administraciones y el sistema educativo? Por experiencia propia, diría que la educación de adultos sabe cuál es su sitio. Solamente hay que seguir construyendo redes:

Crear una educación para la vida, fuerte y arraigada

a las necesidades de las personas

Hace un tiempo que trabajamos en ello. Y de ese rescoldo creado en comunidad, hemos encendido una hoguera que va creciendo poco a poco. Y juntos conseguiremos mantener encendida esta hoguera proactiva que hará visibles a los docentes que desean una educación de adultos abierta e innovadora. Sigamos avivando sus llamas porque pronto seremos descubiertos y nos convertiremos en pieza clave para transformar la educación.

Compartir
POST ANTERIORFORMAR YA NO ES LO QUE ERA
SIGUIENTE POSTPROFE, DAME SOLO DOS SEGUNDOS MÁS
Nacido en Vic (Barcelona) en 1976. Licenciado en Filología Catalana por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Formació de Professors de Català per a Adults por la Universidad de Barcelona. Trabajo en el Centre de Formació Permanent d'Osona Sud (Barcelona) desde el año 2004. Me interesa mucho la innovación educativa y creo en la reflexión docente como herramienta de mejora de la educación. También le echo un ojo a las TIC aplicadas a la enseñanza-aprendizaje de las lenguas. Cuando no ejerzo de profesor, me dedico a la radio, a la lectura, a la poesía y a mis dos hijas.