La educación centrada en el alumno es un paradigma educativo irrenunciable para hacer efectiva la enseñanza que deseamos. Sin embargo, llevamos décadas teorizando sobre la necesidad de virar las enseñanzas hacia el alumnado y no acabamos de transformar en realidad este asunto: la inercia de la costumbre y las asentadas culturas docentes nos atenazan a repetir esquemas gastados e inoperantes.

Hacer posible el cambio implica dar la vuelta a los patrones habituales y  pensar de modo lateral – y creativo – para  desarrollar  modelos disruptivos que generen nuevos esquemas: quizás es esto lo que llamamos innovación. 

Centrar la educación en el alumno implica poner el foco en el aprendizaje

Se trata de ofrecer las riendas al alumnado y hacerle gestor principal y participe activo de su propio aprendizaje. Al soltar el control pareciera que los docentes adoptamos un papel secundario. Lejos de ello, nuestro rol se configura en un quehacer mucho más complejo y tecnificado: orientadores del aprendizaje. 

Dejar de instruir, y convertirnos en guías, nos coloca a los docentes en una posición que supera la acción de explicar y nos sitúa en el infinitivo educar.

Consiste en una actividad mucho más poliédrica, de una posición mucho más trascendente  que los docentes no acabamos de asumir. Para orientar es necesario navegar entre un mar de metodologías, intuir todos los caminos posibles, mediar a través de múltiples recursos.

El cambio radica en representar un papel secundario que, lejos de ser peyorativo, contiene la esencia misma de la profesión docente: modelo y  luz del camino a seguir para adquirir conocimiento.

APRENDIZAJE-02-INED21

 ¿Qué es y qué no es orientar?

Como docente, asumir el rol orientador nos supone despojarnos de las vestiduras academicistas y reprimirnos las ganas de dar soluciones en vez de continuar provocando dudas. Al orientar se nos invita a  dejar de buscar las respuestas de los alumnos como evaluación de lo aprendido y   se nos empuja a eliminar la explicación como ejemplo de producto acabado. Al guiar nos  sorprendemos  a nosotros mismos abriendo el zoom de la práctica para que el alumnado sea capaz de alcanzar metas macro y  desarrollar pensamiento superior: Los aprendizajes grandes son los conocimientos valiosos.

Orientar tiene que ver con tender puentes, dar pistas, despejar caminos, iluminar sendas y ayudar a trazar recorridos para la adquisición de aprendizajes auténticos y duraderos. Por el contrario, orientar se aleja la idea de sentar cátedra, de reproducir información, de clonar ideas e inculcar conocimientos.

No nos equivoquemos.

El papel de maestro orientador es mucho más difícil de desarrollar que el rol de  profesor transmisor: orientar es un acto racional en el hay que pensar, criticar, evaluar y planificar no sólo una, sino varias posibilidades. Un docente que orienta admite el ámbito de la duda, la posibilidad y el error.

La práctica orientadora provoca en el docente la necesidad de la renovación profesional permanente  y supone el dominio de técnicas y tecnologías para la enseñanza que van mucho más allá de la comunicación monologada, el pensamiento único y el conocimiento de hechos consumados: orientar descarta la idea tradicional de la explicación única y  busca crear un ecosistema aula de preguntas variadas , de respuestas diversas y de aprendizajes ricos y poderosos. El orientador abarca múltiples perspectivas, construcciones  divergentes que conviven en armonía con pensamientos laterales e informales.

La orientación como práctica docente ayuda a la búsqueda y  desarrollo del ser creativo. Un buen docente orienta a compartir porque sabe que ese es el camino para  multiplicar el conocimiento.

Por fin sabemos que aprender no tiene apellidos. El aprendizaje es un proceso único:

el aprendizaje que no es significativo, real y auténtico, simplemente, NO existe. 

APRENDIZAJE-03-INED21

Cómo orientar?

12 acciones clave 45 estrategias 

Orientar a los aprendices para:

1

Emocionarse y despertar la curiosidad y la atención sobre el objeto de aprendizaje

Cómo?

Utilizando disparadores didácticos  de la atención..como enganche con las ganas de aprender

Provocando la sorpresa, lo inesperado, la ruptura de la rutina… como base de la motivación hacia el aprendizaje

Rompiendo la linealidad de la escuela como eliminación del tedio

Eliminando la repetición provocadora de  la falta de atención

Seleccionando las emociones que ponemos en juego para modificar los estados emotivos: premio/castigo; alegría /tristeza; sorpresa/miedo, aversión, ira…: ¿Con cuales te quedas?

2

Buscar y obtener información veraz sobre sus intereses de aprendizaje

El profesorado no ostenta todo la información ni el conocimiento. En un mundo líquido, donde la información se cuela  por las rendijas de las ventanas y traspasa las paredes, la importancia reside en ayudar al aprendiz a encontrarlo.

Cómo?

Creando espacios de contenidos propios y colaborativos mediante técnicas de curación de contenidos

Orientando a repositorios fidedignos y veraces procedentes de la investigación científica

Guiándoles didácticamente mediante procesos y estrategias de búsqueda que irán desde más estructuradas, menos estructuradas y libres

Orientándolos a la creación de contenidos propios

3

Conectar con su conocimiento previo e integrar los conocimientos informales al nuevo proceso de aprender

Cómo?

Trayendo a los espacios de aprendizaje, contenidos informales y formales

Uniendo en un único espacio real lo virtual y lo físico

Partiendo del mundo personal y experiencial

Creando redes de aprendizaje con la familia y el entorno próximo del alumnado

 4

Conocer, practicar  y sistematizar rutinas y estrategias básicas para aprender a aprender

Cómo?

Entrenando destrezas de pensamiento

Sistematizando rutinas de pensamiento

Haciendo cotidiana la reflexión metacognitiva

5

Hablar sobre lo aprendido, evaluar el proceso desarrollado y tomar decisiones que le redirijan, en caso de ser necesario

Cómo?

Practicando autoevaluaciones, evaluaciones compartidas y coevaluaciones

Ofreciendo variedad de pautas, guías, esquemas, modelos y caminos pactados para la mejora

6

Autodirigir  su propio proceso de aprendizaje

Cómo?

Creando procesos que les ayuden a conocer lo que van a aprender y las metas que persiguen

Sistematizando el diálogo sobre lo que queremos aprender, cómo lo vamos a aprender y en qué lo podemos utilizar

7

Colaborar con otros para aprender más y mejor, así como para desarrollar modelos individuales y adecuados de convivencia y respeto

Cómo?

Dedicando tiempo a cohesionar los grupos de trabajo

Creando estructuras grupales como modelo base del aprendizaje

Desarrollando estructuras para la actividad desde perspectivas cooperativas

Generando interdependencia positiva entre los miembros del grupo, al mismo tiempo que fortaleciendo la responsabilidad tanto  individual como grupal

Practicando habilidades de relación interpersonal

Estimulando la interacción como esquema permanente para aprender

Realizando evaluaciones grupales para la mejora tanto grupal como individual

8

Desarrollar una autoestima saludable que potencie su autonomía e iniciativa personal

Cómo?

Estableciendo momentos y mecanismos fijos para tomar decisiones propias

Considerando el error como una oportunidad para la mejora y el diálogo constructivo

Desarrollando modelos de educación para el ser : desarrollo emocional, autoconocimiento, empatía y sentido del bien común..

Empoderando al alumnado para la resolución de conflictos

Actuando como  modelos de amabilidad, respeto, sonrisa, felicidad y disfrute del momento aprendizaje

9

Conocer e integrar en la práctica, recursos expresivos para comunicar y compartir sus aprendizajes con otros

Cómo?

Considerando la comunicación como la herramienta hermana del aprendizaje

Estableciendo secuencias didácticas donde la exposición por parte del alumno de lo aprendido constituya un mecanismo de organización y defensa de sus ideas

Proponiendo debates como estrategia recurrente y organizada en el aula y como medio para el desarrollo de la capacidad crítica y reflexiva

Ayudando a organizar comunicaciones y exposiciones sobre las investigaciones, proyectos, deseos o sentimientos de nuestro alumnado

Creando sitios web donde nuestros alumnos compartan y construyan aprendizajes colectivos

Proponiendo el uso de herramientas y recursos TIC para la comunicación, la relación y la expresión

10

Reconocer, personalizar y fortalecer sus estilos de aprendizaje

Cómo?

Proponiendo información multicanal y multisoporte

Desarrollando propuestas integradas y multidisciplinares

Ofreciendo opciones de elección y nivel de desarrollo

Creando posibilidades de diseño – y autodiseño – de aprendizajes personalizados

11

Aprender lo relevante, lo valioso y transferible a otras situaciones y ámbitos personales y sociales

Cómo?

Proponiendo secuencias que creen y desarrollen productos culturales, académicos, servicio o tecnológicos, dotados de utilidad significativa

Utilizando frecuentemente la transferencia como recurso didáctico de afianzamiento, gusto, disfrute y motivación para el comienzo de nuevos procesos de aprender

12

Desarrollar habilidades creativas y potenciar el pensamiento crítico, divergente y lateral de forma armónica y saludable

Cómo?

Utilizando asiduamente en el aula la reflexión, la investigación,  el método científico e histórico, las analogías, la reducción al absurdo, el humor, el lenguaje metafórico, el cuestionamiento  crítico…

Todo está dicho.

¿Estamos dispuestos a hacer realidad la educación centrada en el alumnado?

¿Es posible una escuela centrada en las personas (docentes-alumnos-familias)?

El cambio profundo se producirá como una onda expansiva  que recorre el camino  del interior al exterior.

Una transformación educativa que precisa  comenzar por dejar de creer en el sistema que nos trajo hasta aquí y  aventurarnos  en otras latitudes, en otros caminos, en otras orientaciones… que, sin duda, nos llevarán a un  futuro  diferente.

¿Es el momento?