EDUCACIÓN

Ser docente en los tiempos que corren conlleva numerosos altibajos –de diversa índole– y muchos sinsabores. Pese a todo, nuestras esperanzas permanecen intactas; por eso, seguimos trabajando: apostando y luchando contra la ignorancia.

Nuestra sociedad tiene que reflexionar y cambiar: los alumnos que educamos hoy serán en el futuro:

  • Nuestros gobernantes.
  • Nuestros médicos.
  • Nuestros representantes sindicales.
  • Nuestros ayudantes para realizar un trámite.

En fin, se convertirán en las mujeres y los hombres con los que contarán nuestros países y nuestras sociedades. Por lo tanto, debemos hacer un alto para pensar:

¿Qué rol juega la escuela, los padres y los docentes en el siglo XXI?

Para contestar a este interrogante, hay que reparar en que, hoy en día, la escuela está asumiendo un papel preponderante en la vida de niños y adolescentes (instrucción, educación, vida social…) como si de un reducto de la educación se tratase. Llegados a este punto, cabe recordar que no solo la escuela educa, la familia es el primer agente educativo, la educación es una ardua tarea que no se puede llevar a buen puerto en soledad.


DOCENCIA

Los docentes tan solo somos eso: docentes. Reconocemos que la enseñanza es nuestra dedicación y profesión fundamental –somos profesionales de la educación–. Se trata de la profesión que da inicio a otras profesiones. Por lo tanto, la habilidad de todo docente estriba en enseñar de la mejor forma posible al alumno, en proporcionarle herramientas para defenderse, para pensar libremente, para ser crítico, para conocer sus derechos, para respetar y cumplir obligaciones, etc.

De esta manera, la docencia –entendida como ‘enseñanza’–, es una actividad que se realiza a través de la interacción de tres elementos –eso se nos enseñó desde siempre–: el docente, sus alumnos y el objeto de conocimiento. Sin embargo, hoy debe ser fundamental la participación de familia, de la «casa» de donde recibimos a esos alumnos. La educación es un trabajo cooperativo y colaborativo.

Hoy en día esta premisa epistemológica está en un franco conflicto, porque se debería incluir también a los padres en esta tarea y aquella interacción «a tres bandas» es la que estamos cambiando, desde los diferentes niveles de enseñanzas, por un modelo que integre al núcleo familiar del aprendiente. Se ha llegado a discutir muchas veces entre los más encumbrados pedagogos –y se seguirá discutiendo–, si enseñar es un ‘arte’ o una ‘ciencia’. Hoy no nos detendremos a dirimir esta cuestión.


PROFESIONALIZACIÓN DOCENTE

La alocución sobre la ‘profesionalización docente’ aparece, prácticamente como universal, en nuestra vida laboral: las autoridades educativas recurren a este discurso, los organismos internacionales lo hacen explícito en sus recomendaciones, los medios de comunicación lo repiten, los padres lo exigen, las instituciones educativas se hacen eco, los sindicatos lo usan y, a la vez, repudian, etc.

Pero nuestra tarea en estos tiempos ha cambiado de eje, en esta época, somos:

  • Enfermeros.
  • Doctores.
  • Psicólogos.
  • Sociólogos.
  • Asistentes Sociales.

Ahora bien, no podemos ocupar todo nuestro tiempo en estas tareas. Resulta evidente que los padres y madres tienen que velar por el bienestar de sus hijos:

TIENEN QUE VER SI DESAYUNAN

Así tendríamos alumnos que no se desmayan porque se levantaron tarde y no lo hicieron.

TIENEN QUE VER SI TIENEN FIEBRE

Si han tenido fiebre la noche anterior no pueden ir al colegio al día siguiente, pueden estar enfermos.

TIENEN QUE VER SI NO VAN A DORMIR A CASA

Si no van a dormir a casa y han ingerido sustancias psicotrópicas, a la mañana siguiente –pongamos por caso un jueves, de «marcha», en una fiesta (en la que se ingieren altas dosis de alcohol)– al día siguiente, no pueden entrar alcoholizados al instituto: no es normal.

CONFIANZA-01-Magazine-INED21

WARNING:

No usen el colegio como depósito.  A los depósitos van las cosas que no se usan.


ESTUDIAR

El estudio, en tanto que requiere de esfuerzo por parte del discente, no es divertido; cuesta esfuerzo; trabajo, para pensar y analizar; hay que tener criterio; y todas estas cosas no son áreas de fácil desarrollo. Al contrario, cuesta empeño, dedicación y sacrificio. En efecto, por más –o menos– capaces que sean los alumnos, es una obligación y un derecho humanos reconocidos mundialmente.


ESCUELAS RETÉN

Actualmente, muchas escuelas se usan como ‘almacenes de alumnos’, ‘guarderías’ y ese, claro está, no es el papel que debe cumplir la escuela. A poco que nos paremos a pensar, caeremos en la cuenta de que la escuela no solo contiene a los alumnos, sino que también les escucha, les enseña, les aconseja. En la escuela, acontece una celebración para que la comunidad educativa sea –sensu lato– menos ignorante. Sin embargo, como ya hemos apuntado, la primera institución que debe velar por los alumnos es la familia.

Independientemente del modelo de familia, nuestros chicos necesitan de EJEMPLO. No pueden estar «a la deriva», requieren de sumo cuidado –como todos–; ¿pues no son, acaso, hijos antes que alumnos?

Hoy la escuela y la docencia han sido suplantadas por la contención y la asistencia: solo eso.

DOCENTES-GUARDIANES-DEL-CONOCIMIENTO-Magazine-INED21

No quiero una escuela facilista, que no logre los contenidos mínimos.

No quiero ser cómplice de un sistema que diga que los secundarios son malos.

No quiero ser cómplice de un sistema del que se diga «eso en la escuela no me lo enseñaron».

EPILOGO---Magazine-INED21

Todo no debe ser un cambalache. En la educación, hay gente muy comprometida, docentes que nos preparamos diariamente. Pero… algunas autoridades dejan mucho que desear, deben contraer un compromiso férreo con el ámbito de acción (con la educación en el aula), y no tomar las decisiones desde los escritorios. Los docentes, los alumnos, no somos números en las estadísticas, somos seres humanos y exigimos coherencia en las decisiones y compromiso de futuro para que nuestros países –día a día– se construyan como una sociedad que deja atrás su etapa adolescente y se convierta sociedad adulta que habrá de ayudar a los que nos sucederán.

Daniela Leiva Seisdedos
Profesora de Historia especializada en Nuevas Tecnologias en la Secunadaria de los Colegios Nuestra Señora de Lourdes y San Cayetano de la Ciudad de La Plata. Argentina. Autora del Sitio Educativo El Arcón de Clío www.elarcondeclio.com.ar. Autora de los Manuales para docentes de Construcción de Ciudadanía de la Editorial Alfaomega. Ganadora en los años 2012, 2013 y 2015 de Premio UBA. Distinguida por el Diario Clarín, Argentina entre los 13 docentes del año 2013. . "La educación como meta desde las aulas".
  • Gabriela Bonofiglio

    Yo diría primero … y por casa cómo andamos….?????? No son acaso los mismos docentes los que han bajado de nivel, se rehusan a usar nuevas tecnologías, no cambian sus clases, se creen dueños del conocimiento…. Revisar las actitudes…Los primeros responsables del estado de las escuelas son el mayoría de los casos los mismos docentes…. La mayoría de los docentes son padres… hay que preguntarles a esos padres e hijos como actúan frente… (no me gusta decir educación, me gusta hablar de aprendizaje)….al aprendizaje….
    Esta conversación debería ser más extensa… Espero podamos tenerla