Hace unas semanas estuve en la presentación de un excelente libro de marca personal “MARCA ERES TÚ“ y su autora Eva Collado Durán (@evacolladoduran) nos comentaba que para tener éxito y tener mejores oportunidades profesionales y de empleo teníamos que caminar por la vida dejando huella de nuestra propia esencia; y eso, aunque era una labor costosa, merecía la pena empeñarnos en ello. Y esto me ha servido de inspiración para hacer este post “Cuando enseñamos lo que somos”.

Hoy os quiero hablar de que la mejor manera de enseñar, también de aprender y de transmitir que tenemos que enseñar lo que somos.

Y estoy muy de acuerdo porque para enseñar, para comunicar y para influir en los demás tenemos que sacar nuestra propia personalidad; o, por el contrario, podemos pasar por este mundo sin pena ni gloria, como marcas blancas, y con una vida sin substancia.

Y es que enseñamos lo que aprendemos de otros y también es importante hacerlo desde aquella persona que somos, desde nuestra propia experiencia, desde nuestra marca personal que llevamos dentro.

Es fundamental sacar a la luz,

eso que nos hace diferentes al resto,

nuestro talento, eso que nos hace ser

líderes y personas auténticas

SOMOS-02-INED21

Por tanto. enseñamos lo que somos cuando somos capaces de emitir nuestra propia luz, esa luz que nos alumbra y alumbra a los demás y que sale cuando abrimos la mente, el corazón y dejamos que aflore nuestro espíritu.

Y transmitimos ese entusiasmo, esas ganas de vivir, el amor por lo que hacemos y desde ese estado podemos influir e inspirar a los demás.

Es ese brillo de nuestra personalidad,

somos marcas vivas

Enseñamos lo que somos cuando tenemos credibilidad y, por tanto, lo que hacemos y lo que decimos está en consonancia, pero, además, tenemos que alinear nuestros pensamientos y emociones.

Se trata de sentirnos bien y eso provoca emociones positivas que activan nuestro verdadero ser, lo que nos conduce a la felicidad.

Y lo hacemos con sentido, ya que lo que llega a los demás es una parte de nosotros.

Por tanto, no hemos inventado un personaje falso, sino que es auténtico y original.

No se trata de dar consejos e impartir charlas y conocimientos, enseñar es desnudarnos ante los demás para mostrarnos cómo somos en realidad y vivir lo que decimos.

La experiencia de vivir

con coherencia

De esa manera, vamos a dejar huella y a provocar impacto en los demás, en la sociedad, porque lo hacemos desde el corazón y el corazón no puede mentir, no sabe mentir.

Se trata de influir, pero también de escuchar, de escuchar con inteligencia emocional, con el corazón y afrontando los miedos.

Podemos ser referentes si enseñamos lo que somos, incluidas nuestras actitudes y nuestros valores, son fuentes de nuestra personalidad.

Y no es un camino fácil, se trata de pasar del conocimiento a la sabiduría para dar lo mejor de nosotros mismos y valor a los demás, entregar el amor que tenemos y ponernos al servicio de los demás.

Para terminar, quiero decir que enseñar lo que somos es la mejor manera de enseñar, siempre con la fe y con la fuerza del amor, a pesar de nuestros defectos y las críticas; es estar siempre dispuestos a mejorar.

La mejor manera de aprender en la vida,

enseñar lo que somos

POST SIMILARES