Achtung!

El otro día, discutiendo sobre temas pedagógicos caí en que tal vez la puerta al deseo de leer sea la preocupación por el autoconicimiento.

CONOCERSE-04-INED21

Promovemos infinidad de campañas por la lectura que se limitan a presentar a la la gente objetos supuestamente apetecibles como son los libros. O peor, nos atrevemos a comparar a la gente a la que queremos seducir con los simios peludos si no leen (recuerdo una campaña). Y la gente consume esas campañas y sigue en lo suyo. Tal vez el grande y secreto consumo de novelas románticas se debe a que mucha gente confunde la plenitud con el abrazo de un ser deseable. Aunque después la vida siga. Y tal vez el principio de la lectura no está en el libro mismo sino dentro de cada uno.

CONOCERSE-01-INED21

Creo que la gente descubre el placer de leer por la necesidad de conocerse y de conocer el nicho ecológico (social en nuestro caso) adecuado para sí. Por eso me parece que el maestro que dedica tiempo a la introspección dialogada con los chicos está haciento la mejor campaña de placer por la lectura. El currículo es sencillo, simplemente repasar los pronombres personales: el yo, el tú, él, nosotros, vosotros y ellos. Y ponerlos en sitios, en la escuela, en la calle, en el trabajo, en las instituciones, en un barco de exploración o en una colonia en Marte. En ese contexto, el campo de fútbol o el sofá de casa sólo son detalles.

Leer descubre que el lenguaje dice muchas cosas que la imagen no puede. Y viceversa. Los jóvenes han de saber que la belleza inmediata no es más que un anuncio publicitario.

Que lo que quedará de un amigo o de un compañero será su disposición, su persistente aptitud para atraer la admiración.

Que el heroísmo auténtico es lento y sostenido.

Que el error es el mar en medio del que llegamos a acertar.

Que la tristeza tiene el valor de renovarnos.

Es un tipo de mensaje que reencontramos en las buenas obras, tanto en El Quijote como en el reciente Pixar, Inside out.

Muchos niños descubren demasiado pronto su microplenitud en las transmisiones deportivas o en la ficción televisiva mucho antes que lo demás, por no poder descubrir la inmensidad del mundo en sus pequeños barrios aislados y en familias poco o mal equipadas. A esa experiencia les confían todo su yo sin saber que en realidad es mucho más grande lo que hay dentro de ellos. A los pocos años ya no quieren saber nada más.

Eso es lo que hay que evitar

Todos los niños deben descubrir zoológicos, bibliotecas, aeropuertos, barcos, bosques, paisajes naturales, ciudades, editoriales, museos, fábricas, teatros,… Y por qué la gente hace todo eso. Todo lo que se pueda antes de comprender que el deporte y la televisión sólo son una cosa más. Y si no puede ser todo, la palabra del maestro les ha de sugerir todo eso (siempre que él lo conozca bien).

CONOCERSE-02-INED21

Y, sobre todo, deben descubrirse a sí mismos y su reflejo en los demás. Que sus deseos son una fracción de todos los deseos. Tal vez a todos debiera proporcionárseles un día un juguete maravilloso para que se dieran cuenta de que lo maravilloso está en ellos y no en el juguete. Que de todas las cosas que puedas querer, sólo vale la pena aquélla con la que tú puedas hacer maravillas. O que ligar no es ni un balbuceo de relacionarse, con lo que el que sólo balbucee no llegará a tener relaciones. O que para llegar a listo hay que atreverse a ser tonto muchas veces.Creo sinceramente que si logramos que los chicos se quieran…

Se regalarán libros