NE

“NO ENTIENDO”

¿Es la atención y la automaticidad respuesta al

“¡no entiendo!” dentro del aula?

Parte I

¿Cómo explicas el conocido  reclamo de los alumnos “¡no entiendo!”¿Dominio o automaticidad?

SABER Y HACER

ATENCIÓN 05 INED21

Aún hoy en día, cuando es claro que lo que nuestros alumnos necesitan es aprender a desenvolverse en contextos distintos y retadores, existe la idea en los maestros de que su tarea consiste en decir a los alumnos lo que deben saber y hacer; y asumen que una vez que han “explicado” el contenido, el alumno ya “entendió” y dominó el tema. Cuando esto no se logra, atribuyen la razón a la falta de voluntad, esfuerzo o capacidad por parte de los alumnos. Nada más equivocado que esto, en primera instancia, un modelo expositivo es insuficiente para desarrollar pensamiento complejo y construcción de conocimientos significativos que le permitan dominar al alumno el aprendizaje.

La mente hace uso de mecanismos que codifican, consolidan y recuperan la información depositada en la memoria a largo plazo sobre todo en la declarativa, en la cual se requiere un recuerdo consciente para describir algún concepto o contenido (Smith & Kosslyn: 2008, pp. 200-201).

COMPRENSIÓN

ATENCIÓN INED21

Por lo tanto, una simple explicación no es suficiente para que los alumnos, elaboren el significado de lo que se intenta dominen; con ello, solo se promueve el uso de la memoria a través de la repetición para el dominio de procedimientos o conceptos detonadores de muchos nuevos conocimientos, pero no del desarrollo de consolidación.

Un modelo expositivo es insuficiente para desarrollar

pensamiento complejo

Por ejemplo, el procedimiento para resolver operaciones básicas, en experiencia de quien aquí escribe, los alumnos que llegan a primero de secundaria y se les pide explicar la forma en como resuelven dichas operaciones: de un grupo de 40 niños, 38 responden reproduciendo de manera literal el procedimiento (se anexa imagen), al pedir que realicen esta actividad se pide que hagan uso de su memoria explícita, dado que requiere que hagan uso de un conocimiento basado en la memoria (Smith & Kosslyn, 2008, p.202), pero no en la declarativa, ya que al no haber elaboración que le permita interpretar la información, relacionarla con la que ya posee y reflexionar sobre ella, solo se limita a recuperar, pero no se llega a la comprensión de cuándo, cómo y por qué utilizar esta información.

DOMINIO

ATENCIÓN 01 INED21

Con ello, se debilita la adaptación de forma estratégica de este procedimiento adquirido a la demandas que más adelante se le exigirán al alumno al hacer uso de estas operaciones y de su razonamiento en el álgebra, la geometría y otras áreas de la disciplina (dominio).

De allí que si no hay comprensión, sentido o significación de la información depositada en la memoria, se incapacita al alumno para poder transferir dicha información y generar nuevas conexiones neuronales que generen cambios y —por ende— aprendizajes más complejos, generando en ellos frustración y la manifestación de la clásica expresión “¡no entiendo!” lo cual solo con mayor trabajo e implicación por parte del docente se puede superar.

ATENCIÓN 03 INED21

Por ello, explicar y repetir como se ha aplicado en educación desarrolla una automaticidad limitada, aprender una habilidad como el aprender a pensar, requiere un cambio en la representación perceptiva o conceptual del elemento o conocimiento dado, lo cual lleva a la capacidad de generalizarse a nuevas situaciones, es decir, al dominio (Smith & Kosslyn, 2008, p. 242), y el hecho de que se tengan habilidades básicas automatizadas ayudará, pero solo es un paso del proceso no la meta.

ATENCIÓN-INED21

El desarrollo de la automaticidad es trabajo duro y a veces (para algunos alumnos) es muy aburrido. Los alumnos están dispuestos a practicar por largas horas el baile, el futbol o un juego electrónico ¿Cómo explicas la renuencia de los alumnos a desarrollar habilidades redactoras, lectoras, matemáticas o de cualquier otro tipo? ¿Qué lo hace diferente al baile o al juego electrónico? Esto nos lleva a hacer la siguiente pregunta:

¿Cómo puedes aliviar un poco estos obstáculos de aburrimiento en los alumnos cuando intentas en tu clase desarrollar alguna habilidad de pensamiento importante?

No te pierdas el siguiente Post donde hablaremos de algunas estrategias para lograrlo.


Referencias bibliográficas

Camus, A. (2005): El mito de Sísifo. Agenda Cultural, revista de la Universidad de Antioquía. No. 107. Febrero del 2005, recuperada el 19 de marzo del 2014.

Morín, E. (1999): Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. UNESCO.

Méndez, H. (2014): Los fundamentos del pensamiento. Lectura Inicial para Unidad Uno. Curso Psicología del Pensamiento. Maestría en Educación con énfasis en Desarrollo cognitivo.  Universidad Virtual. Tecnológico de Monterrey.

Pozo, I. (1999): Aprendices y Maestros. La nueva cultura del aprendizaje. Editorial Alianza. España.

Searle, J. (2001): El misterio de la conciencia. Barcelona. Paidós.

Smith, E. & Kosslyn, S. (2008): Procesos cognitivos: Modelos y bases neuronales. México, D.F.: Pearson.