7 IDEAS

La creatividad en la escuela             

Cuando nos hacemos adultos, nos parece que hemos perdido la creatividad que teníamos de niños, el miedo a hacer cosas nuevas y a equivocarnos. En la escuela nos enseñaron matemáticas, lengua, literatura, geografía, pero las materias que tienen más relación con la creatividad como la música, la pintura o el baile se relegaron a un segundo lugar.

Los investigadores sostienen que la creatividad se puede enseñar y aprender, es decir, no la perdemos con el paso del tiempo, simplemente la dejamos de utilizar. En la actualidad, cada vez se reconoce más el valor de la creatividad en todos los ámbitos de la vida, por todo ello, integrar la creatividad en la educación es uno de los retos de los sistemas educativos actuales.

¿QUÉ ES LA CREATIVIDAD?

LA CREATIVIDAD EN LAS ESCUELA 01 INED21

La creatividad se refiere a la capacidad de crear de una persona. Consiste en encontrar procedimientos o elementos que nos permitan realizar labores de forma distinta a la habitual, para lograr un determinado objetivo. Lo que se intenta es buscar soluciones originales.

Una persona creativa tiene confianza en sí misma, una buena intuición, gran imaginación e ilusión y sobre todo curiosidad por descubrir cosas nuevas. El reto está en hacer que todas esas capacidades se desarrollen por los niños en la escuela a través de proyectos o sistemas innovadores.

FOMENTAR LA CREATIVIDAD

Fomentar la creatividad en las aulas no requiere grandes inversiones sino simplemente hacer las cosas de forma distinta para lograr resultados diferentes. A continuación, te proponemos 7 ideas para fomentar la creatividad en la escuela:

Cambia el orden

Hay veces que un pequeño cambio puede producir un gran efecto positivo. Todos recordamos las aulas de los colegios siempre iguales, con los bancos ordenados por filas y la pizarra en la pared y con el profesor junto a la pizarra.

Si deseas que se trabaje en equipo y que se compartan ideas creativas una buena solución es colocar las mesas de otra forma, de manera que los alumnos puedan hablar y colaborar entre ellos.

Comparte los trabajos con la tecnología

Antes se hacía un dibujo o una redacción y quedaba en un cajón, pero ahora tenemos los medios para compartir los trabajos de los niños y que otros los vean. Para ello se puede crear un blog en la web de la escuela en el que se podrán compartir escritos, fotos, dibujos y otros trabajos que realicen los niños.

De esta forma se permite compartir la creatividad de los niños con otras personas lo que alienta su ilusión y su motivación.

Permite que el alumno elija

A la hora de elaborar un proyecto o un trabajo, lo más adecuado es dejar que el alumno realice sus propias elecciones, que reflexiones y elija lo que desea hacer. No debemos olvidar que aprendemos de los aciertos y también de los errores.

Escucha atentamente

En ocasiones nos precipitamos para corregir a los niños en lo que hacen y en lo que dicen, pero si deseamos que desarrollen un pensamiento creativo es esencial escucharles atentamente cuando hablan y fomentar su reflexión.

Haz preguntas

Aunque parezca obvio, hacer preguntas a los alumnos les hace reflexionar y participar. Es importante que se cree un ambiente distendido en el que se aprecien los errores como un aprendizaje. Las preguntas no solo fomentan la creatividad sino también la investigación y la experimentación.

Busca el elemento de cada alumno y foméntalo

Ken Robinson en su libro “El elemento” sostiene que el Elemento en cada uno de nosotros está constituido por el punto de encuentro entre aptitudes naturales e inclinaciones personales. Una persona que ha encontrado su Elemento, hace lo que le gusta y la hacerlo se siente ella misma.

Por ejemplo, si en el aula hay un niño al que le gustan los coches, fomenta ese “Elemento” y plantéale proyectos que tengan que ver con su pasión.

Elogia, premia y difunde

Una forma de fomentar el pensamiento creativo en los alumnos es elogiarles, aunque se equivoquen, de forma que no tengan miedo a hablar y decir lo que piensan. También se les puede premiar con alguna actividad creativa, visita o evento.

Una jornada de puertas abiertas en el colegio para que se conozca el sistema de aprendizaje y se dé a conocer el trabajo de los niños es una buena oportunidad para dar apoyo a la creatividad del alumnado. Te proponemos para ello la lectura de la Guía práctica para organizar una jornada de puertas abiertas, que te puedes descargar de forma gratuita aquí.